El panameño Paolo Espino fue la revelación del año 2021 en el béisbol criollo. Espino lanzó en 35 partidos para los Washington Nationals, incluyendo 19 aperturas en el montículo. En total acumuló marca de 5 victorias y 5 derrotas, con 4.27 de efectividad en 109.2 episodios.

Para el fanático casual esa marca de 5 victorias con 5 derrotas podría parecer un récord bastante modesto, pero lo cierto es que en el beisbol de hoy en día a nadie le importa el récord de un lanzador. Los equipos de MLB y la industrial del béisbol en general ha empezado a prestar atención a otras estadísticas más importantes, en un esfuerzo por cuantificar el aporte global de cada jugador al equipo.

En ese sentido, Paolo Espino acumuló 1.0 bWAR y 1.1 fWAR, lo cual nos indica que nuestro compatriota aportó una victoria al récord de su equipo. Según Fangraphs, la producción de Paolo en 2021 representa un valor monetario de 9.2 millones de dólares para la organización de Washington, lo cual resulta muy conveniente para el equipo si se toma en cuenta el salario del jugador, unos $600,000.

Hoy en día los equipos buscan precisamente eso, encontrar jugadores que puedan aportar haciendo bien las tareas que se les encomienda. En el caso de Paolo, su labor fue la de relevista largo y abridor ocasional, aunque hacia el final de la temporada se convirtió en un miembro regular de la rotación de abridores.

Pero, ¿cómo logró Paolo Espino convertirse en un quinto abridor en Grandes Ligas?. ¿Acaso no estamos hablando del mismo Paolo Espino que pasó 10 años en Ligas Menores antes de debutar en MLB y que antes del 2021 solamente había lanzado poco menos de 60 episodios en Grandes Ligas?

Antes del 2021 Paolo apenas había abrido 3 partidos de Grandes Ligas: 1 con Washington en 2021 y 2 con Milwaukee en 2017. Pero en 2022 fueron 19 aperturas, a pesar de ser un jugador de 34 años, una edad en la que los jugadores normalmente empiezan a declinar en su producción.

El secreto del éxito tardío de Espino está en el mejoramiento de sus pitcheos rompientes, específicamente la curva y el slider. Gracias a la tecnología Statcast hoy en día podemos comparar aspectos tales como la velocidad y el movimiento de los pitcheos entre temporadas y con respecto a otros jugadores.

Lo primero que tenemos que destacar es que Paolo no es un lanzador con un brazo potente. Todos sus lanzamientos presentan una velocidad por debajo del promedio de MLB, tal como nos lo indica el Statcast:

La velocidad en sus lanzamientos no es la causa de su éxito. De hecho, entre 2020 y 2021 la velocidad promedio de la recta de Paolo se redujo de 90.3 MPH a 89.0 MPH. Más de una milla por hora menos, pero aún así obtuvo mejores resultados.

El Statcast me dice que el secreto de Paolo está en algún cambio que hizo a sus pitcheos rompientes, la recta y el slider. Algo logró cambiar en sus lanzamientos que derepente empezaron a moverse mucho más que en temporadas anteriores. Tanto así que entre 2020 y 2021 Paolo fue el segundo lanzador en todas las Grandes Ligas en la categoría de movimiento vertical agregado a su slider. Aquí el Top 5 de lanzadores en esa categoría:

  1. Mike King, Yankees: +7.2 inches
  2. Paolo Espino, Nationals: +6.4 inches
  3. Blake Treinen, Dodgers: +5.7 inches
  4. Nestor Cortes, Yankees: +5.2 inches
  5. Jonathan Loaisiga, Yankees: +5.1 inches

Los fanáticos de los Yankees conocen varios nombres de esta lista. No es casualidad que Loaisiga se haya convertido en, posiblemente, el mejor relevista de la Liga Americana luego de agregarle 5.1 pulgadas de movimiento a su slider. Néstor Cortés también fue una revelación y Mike King lanzó un par de buenos episodios hacia el final de la temporada.

Y ahí en medio de esos jugadores revelación está el panameño Paolo Espino. Cuando verificamos su página de Statcast nos encontramos con esta tabla:

Los números marcados en rojo representan categorías en las que Paolo Espino es superior al promedio de MLB. Entre más rojo el color, más alto el percentil de la estadística. Como vemos, desde 2021 la recta y esoecialmente la curva de Paolo Espino presentan un movimiento vertical muy superior al promedio. En el caso del slider el movimiento horizontal también está bastante por encima del promedio.

Previo al 2021 Paolo no destacaba en ninguna categoría en cuanto al movimiento de sus lanzamientos, aunque esto bien podría estar asociado al tamaño de la muestra. Es decir, hizo muy pocos pitcheos como para que el Statcast identificara el performance de sus lanzamientos.

Sea como sea, las 7.1 pulgadas de movimiento vertical de la curva de Paolo Espino son bastante impresionantes. Lo mismo se puede decir del slider y la recta, ambos lanzamientos con bastante movimiento en distintas direcciones, según nos dice Statcast. En el siguiente video vemos una colección con los 39 ponches que obtuvo Paolo Espino con su curva en la temporada 2021:

(Si el video no aparece disponible, hacer click en «Watch on Youtube»).

A simple vista se logra apreciar el movimiento vertical pronunciado en casi todos sus ponches. A los comentaristas en varias ocasiones se les escucha maravillados por la profundidad del lanzamiento del panameño. 

En el slider también se logra apreciar el movimiento horizontal:

Incluso su recta, sin ser muy poderosa, en ocasiones luce envenenada:

Es decir, no es casualidad que Paolo haya encontrado el éxito a sus 35 años en el año 2021. A simple vista se ve que ha hecho cambios importantes en su repertorio, probablemente gracias a un aumento en el spin rate de sus lanzamientos. Eso lo podemos ver en el siguiente gráfico:

En este gráfico el eje vertical representa las revoluciones por minuto decada lanzamiento. Las líneas intermitentes horizontales representan las RPM máximas que había alcanzado Paolo previo al 2021. En la derecha se observa que hubo un aumento significativo en las RPM de los lanzamientos, logrando alcanzar niveles de spin como nunca antes, especialmente con el slider.

Esto en realidad no es de extrañar. Creo que a esta altura todos saben que en los últimos años se propagó el uso de sustancias para mejorar el agarre de la pelota, lo cual permite a los lanzadores aumentar el spin rate de sus lanzamientos y lograr que sean más difíciles de batear. Y esto no es algo que solamente haya hecho Paolo Espino, pues casi todos los lanzadores estaban usando algún tipo de sustancia para mejorar el agarre de la pelota. La situación se salió un poco de control y el 21 de junio la MLB prohibió el uso de este tipo de sustancias, lo cual creó toda clase de problemas entre los lanzadores de Grandes Ligas.

No es casualidad que jugadores de la talla de Gerrit Cole sufrieran un descenso súbito en las RPM de sus lanzamientos después del 21 de junio. Cole empezó la temporada haciendo lanzamientos por encima de las 2500 RPM, pero después del 21 de junio registró un promedio por debajo de 2300 RPM y en el resto de la temporada no volvió a superar las 2500 RPM. ¿Casualidad?.

Paolo Espino, al igual que el resto de la Liga, vio las RPM de sus lanzamientos descender después del 21 de junio, aunque con una diferencia mucho menos pronunciada que la de Cole u otros lanzadores.

Vemos que al principio de la temporada la curva se ubicaba encima de la línea de 3000 RPM, pero a la derecha de la línea negra se ubica por debajo de 3000 RPM. La recta se mantiene prácticamente inalterada, con una variación de 150 RPM entre el inicio y el final de la temporada. Es decir, sí hubo un cambio pero no fue tan perceptible como el de otros lanzadores.

Vemos también que Paolo empezó a usar un cambio de velocidad desde el mes de julio hasta el final de la temporada. El slider se mantuvo muy por encima de sus RPM máximosde temporadas anteriores.

En conclusión, Paolo Espino logró en 2021 cosas que nunca antes había logrado gracias al mejoramiento de sus lanzamientos rompientes y al movimiento que es capaz de inducir en su recta. Aunque se podría pensar que este mejoramiento pudo estar asociado al uso de alguna sustancia ilícita para mejorar el agarre de la pelota, la evidencia demuestra que las RPM de los lanzamientos de Paolo se mantuvieron casi sin cambios después del 21 de junio, que fue cuando la MLB empezó a revisar a los lanzadores en busca de estas sustancias.

Esta última conclusión nos lleva a pensar que la reinvención de Paolo Espino en esta etapa de su carrera se debe más que nada a su amplia experiencia como lanzador profesional en las Ligas Menores y las Ligas Invernales. Personalmente creo que es más un asunto de las mañas que tiene como lanzador, que le han permitido seguir sacando outs en el más alto nivel. 

Sea lo que sea, espero que le siga funcionando. El éxito de Paolo Espino en 2021 ha sido una bocanada de aire fresco para los fanáticos panameños, que desde hace varios años no vemos a un lanzador criollo lanzar más de 100 episodios en una temporada regular. 

 

Deja un comentario