Los Angelinos hablan muy bien del panameño Edmundo Sosa, el cual ha defendido casi todas las posiciones del cuadro interior en lo que va de la pretemporada. Viene desplazandose de derecha a izquierda en el campocorto e iniciando doble matanzas en la segunda base. Incluso ha visto acción en la antesala. De esa manera, ha llamado la atención en el campamento de San Luis.

Luego de haber jugado todos los días en el invierno, Sosa compite ahora por un puesto en la banca de los Cardenales.

“Ha sido bueno tener la oportunidad de demostrar mis habilidades jugando a diario”, dijo Sosa. “He tomado esta oportunidad de demostrar lo que puedo hacer en el terreno, con buenos turnos al bate. Jugar todos los días realmente me ha ayudado”

Sosa, de 23 años, tuvo apenas ocho turnos al bate con el equipo grande de los Cardenales el año pasado y defendió principalmente el campo corto en Triple-A Memphis, donde bateó .291/.335/.466. En un intento por recibir más tiempo de juego en el 2020, Sosa militó durante el invierno con las Águilas Cibaeñas en la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, donde tuvo línea de .274/.332/.366 con 14 impulsadas en 43 juegos. En 175 turnos al bate, sólo se ponchó 41 veces.

“Lo más importante que sucedió cuando estaba en el béisbol invernal fue que tuve la oportunidad de jugar todos los días”, dijo Sosa. “Eso fue algo que me comunicaron antes de llegar, y cuando llegué, sabía que iba a jugar todos los días y eso me ayudó mucho”

Sosa es el cuarto mejor prospecto panameño previo a la temporada 2020 y, por como está jugando, tiene una oportunidad genuina de hacer el equipo grande con los Cardenales e iniciar la temporada en MLB.

Deja un comentario