DIOS ES BUENO
Un hermosa historia para este guerrero llamado Jonathan Amaya jugador de los Vaqueros y este año jugó para Darién como refuerzo y después para Chiriquí.
Jonathan perdió su audición desde los 7 años debido a un fiebre muy alta y hoy después de 13 años vuelve a ESCUCHAR gracias a los amigo de @fonoaudiologiaymas que felicidad para el y su mamá Dios los bendiga.

Deja un comentario