Los Tigres de Detroit han contratado al receptor Eric Haase. Para hacerle espacio en el equipo han designado por asignación al panameño Darío Agrazal, según el reporte de Jeff Todd de MLBTradeRumors.

En Grandes Ligas existen dos tipos de roster, el de 25 jugadores y el de 40 jugadores. El roster de 25 está formado por los jugadores de día a día, aquellos que pueden participar de un juego en cualquier momento. El roster de 40 está formado por los 25 del roster principal, junto con otros 15 peloteros que juegan en las ligas menores. Estos 15 peloteros están “protegidos” y ningún equipo puede llevárselos sin el permiso del equipo que los posee. Si un equipo quiere utilizar a uno de estos 15 jugadores en un partido tendrá que abrir espacio en el roster de 25 (26 a partir del 2020) y hacer el traslado de jugadores antes del inicio de cualquier partido.

Los jugadores que no están en el roster de los 40 también pertenecen a las organizaciones en MLB , pero bajo condiciones especiales. Cuando un jugador cumple 6 años en Ligas Menores y no ha sido agregado al roster de 40, puede elegir la agencia libre y firmar con cualquier equipo en MLB. También existen casos especiales en los cuales si luego de 5 años en las menores el jugador no ha sido agregado al roster de 40, puede ser seleccionado por otro equipo como parte del draft de la regla 5, tal como le sucedió a Allen Córdoba con los Padres en 2017 o a Jonathan Araúz con los Medias Rojas de Boston en 2019.

Colocar a un jugador en el róster de 40 es sinónimo de protegerlo y solamente se reserva para los mejores jugadores. Estar en el róster de 40 es un privilegio en MLB, pues existe una cantidad limitada de plazas y una cantidad enorme de jugadores con ganas de tener una de esas plazas.

Cuando un jugador lleva más de 6 años (a veces 5) jugando en Ligas Menores y no ha sido incluido en el roster de 40, este podrá irse a cualquier equipo que lo contrate o quedarse en el mismo equipo contratado bajo un Contrato de Ligas Menores.

Darío Agrazal estaba en el roster de 40 jugadores de Los Tigres de Detroit. Previamente estaba en el roster de 40 de Los Piratas de Pittsburgh, quienes decidieron sacarlo de su roster de 40 junto con otros 3 jugadores para abrirle espacio a 4 jugadores en el roster de 40. El procedimiento para sacar a un jugador del roster de 40 es colocarlo en la lista de designación. Cuando un jugador entra a la lista de designación, hay que esperar 7 días a ver si un equipo lo pide y entonces se procede a hacer un traslado del jugador de un equipo a otro. Este cambio puede ser por otro jugador o por dinero.

Si pasan los 7 días y nadie lo reclama, el equipo puede decidir si asigna al jugador a las Ligas Menores o si se deshace del jugador. Con un contrato de Ligas Menores el equipo aún tiene derechos sobre el jugador, siempre y cuando este no haya superado cierto tiempo de servicio. Si el jugador tiene más de 3 años de servicio en MLB puede rechazar el contrato de Ligas Menores y convertirse en Agente Libre, con capacidad de firmar con cualquier equipo. Si el equipo se deshace del jugador (es decir, si le dan “release”), este pasa automáticamente a ser agente libre, con capacidad de firmar con cualquier equipo.

Cuando los Piratas pusieron a Agrazal en la lista de designación, los Tigres lo solicitaron y se produjo un intercambio de Darío Agrazal a cambio de una suma de dinero no especificada. Normalmente es una suma de dinero simbólica para los estándares de MLB. Al producirse el cambio, Agrazal entra al róster de 40 de los Tigres.

Nuevamente un equipo de MLB ha decidido quitarle el puesto en el róster de 40 de Darío Agrazal y lo ha colocado en la lista de asignación. Ahora hace falta esperar 7 días a ver si otro equipo lo reclama y entonces se produce un intercambio de jugadores que llevaría a Darío a otro equipo. Si pasan los 7 días y no se produce un cambio, Darío podría ser asignado a un equipo de Ligas Menores dentro de la organización de Los Tigres o bien, podría convertirse en agente libre y tener la capacidad de buscar un contrato con cualquier equipo que le ofrezca uno, ya sea en MLB o MiLB.

La percepción que existe sobre Darío Agrazal es que es un buen lanzador durante las 2 primeras vueltas al lineup. Cuando el equipo contrario viene a batear por tercera vez Agrazal baja su efectividad y es entonces cuando le hacen más daño. Según los fanáticos de los Piratas con los que hemos podido conversar, Darío es un lanzador con agallas, sereno, que tiene la capacidad de darle 4 buenos episodios a cualquier equipo. El futuro de Darío podría estar en el bullpen en capacidad de relevo largo, o en la rotación de abridores si logra superar sus deficiencias y darle 2 episodios más a su equipo.

En la MLB de hoy no es necesario que un abridor le de a su equipo 9 episodios cada vez que sube a lanzar. Con las nuevas tendencias que existen, los equipos están empezando a usar un lanzador abridor que se encargue de manejar dos episodios (los famosos “openers”), para luego traer a un lanzador que se encargue de la carga pesada durante 4 o 5 episodios. Según nuestro criterio, Agrazal podría presentar muy buenos resultados en MLB si es utilizado junto a un “opener”.

El año pasado, Chad Green de los Yankees de Nueva York, un relevista, fue el “opener” en 15 partidos. Esto quiere decir que Green fue el abridor, pero solamente lanzó 2 episodios. Luego le dio paso a otros lanzadores que se encargaban de lanzar 4 o 5 episodios De esta manera se logra que durante la primera vuelta al lineup el equipo contrario vea a un lanzador y para la segunda vuelta vean otro. Así, un jugador con problemas en la tercera vuelta al lineup puede llevar un juego al séptimo episodio sin que lo lleguen a ver una tercera vez. Dependiendo del caso, esta estrategia le permitió a los Yankees resolver partidos sin la necesidad de un abridor tradicional. En los 15 partidos en los que aplicaron esta estrategia, tuvieron récord de 11 victorias y 4 derrotas.

En resumen, aquí en MLBPTY pensamos que Darío Agrazal no tendrá problema en llamar la atención de otros equipos que estén dispuestos a contratarlo para el 2020. Ha tenido la mala suerte de ser designado dos veces en la temporada baja, pero eso no significa que no tendrá más oportunidades en el futuro. Muchos jugadores han sido dejados en libertad por equipos, para luego convertirse en estrellas con su nueva organización. Tal es el caso del Big Papi, David Ortiz, que fue dejado en libertad el 16 de diciembre de 2002 por los Mellizos de Minessota. El 22 de enero de 2003 fue contratado por los Medias Rojas de Boston y el resto es historia.

Por casos como el de Ortiz, cada vez que un jugador con ciertas características (números decentes, buena actitud hacia el juego) es designado, las organizaciones en MLB deciden darles oportunidades y a veces logran encontrar a las grandes estrellas. El juego del béisbol evoluciona año tras año y los jugadores con las características de Darío Agrazal son muy valiosos para cualquier equipo, por lo que no pasará mucho tiempo antes de que cualquier organización solicite sus servicios.

Deja un comentario