La MLB está planeando implementar un nuevo formato de playoffs que podría ponerse en práctica tan pronto como el año 2022, según reporta Joel Sherman del NY Post. Este formato buscaría agregar más dramatismo a la postemporada, expandiendo la cantidad de equipos de 10 en la actualidad hasta 14.

El formato sería el siguiente:

  1. En cada liga clasificarían 7 equipos, los 3 líderes divisionales y 4 Wild Cards. Los Wild Cards serían los 4 equipos con el mejor récord que no logren ganar sus respectivas divisiones
  2. El mejor récord de la liga pasaría automáticamente a la Serie Divisional
  3. Los equipos restantes tendrían que jugar una serie al mejor de tres partidos antes de avanzar a la Serie Divisional. Esto produciría 3 series de 3 juegos entre los 6 equipos clasificados.
  4. El ganador de división con segundo mejor récord escogería en primer lugar a su oponente entre los 3 nuevos Wild Cards. Luego se le daría la oportunidad al ganador de división con el tercer mejor récord de escoger a su rival. Por último, el primer Wild Card jugaría contra el Wild Card que no haya sido escogido por los dos líderes divisionales.
  5. Las series de tres partidos se jugarían en una única ciudad. Es decir, en todos los juegos el equipo con el mejor récord tendrá ventaja de casa y no se producirían viajes entre un juego y otro, lo cual posiblemente permitiría que las series de tres partidos se jueguen en días consecutivos.
  6. Los 3 ganadores de las 3 series preliminares clasificarían a la Serie Divisional junto al equipo que obtuvo el mejor récord. Desde este punto en adelante, la postemporada se jugaría de la misma manera a la que estamos acostumbrados hasta ahora.

Con estos cambios se busca promover la competitividad entre los equipos de MLB. Al clasificar 14 equipos de 30, las oportunidades estarían ahí para que las organizaciones las aprovechen. También se buscaría agregarle más dramatismo a los playoffs, pues se le permitiría a los líderes divisionales escoger a sus oponentes en un evento televisado.

Si este formato hubiese estado vigente en 2019, habría ocurrido lo siguiente:

En la Liga Americana, los Astros de Houston pasarían directamente a la Serie Divisional. Luego a los Yankees se les daría la oportunidad de escoger a su rival para las preliminares entre Tampa, Boston y Cleveland. Los Mellizos escogerían a su rival entre los dos que dejen los Yankees y los Atléticos se enfrentarían al equipo que dejen los Yankees y los Mellizos.

Imagínense por un momento la escogencia del equipo al que se enfrentarán los líderes divisionales en las preliminares, el cual sería un evento televisado. ¿Escogerían los Yankees a sus archirrivales, los Medias Rojas de Boston? o ¿se decidirían por Tampa o Cleveland? ¿escogerían los Yankees, con el segundo mejor récord, a su propio verdugo entre los equipos que ganaron hasta 20 partidos menos?

En la Liga Nacional, Los Dodgers clasificarían directamente a la Serie Divisional. Atlanta escogería a su rival entre Mets, Cerveceros y Diamondbacks. San Luis escogería entre los dos que no escoja Atlanta. Por último, los Nacionales se enfrentarían al equipo que haya dejado Los Bracos y Los Cardenales.

El plan sería que en un programa de televisión transmitido el último domingo de la temporada regular, un representante de cada equipo escoja al equipo al cual se enfrentará en las preliminares. La posibilidad de pasar directamente a los playoffs al tener el mejor récord es un incentivo para que los equipos jueguen fuerte hasta el último partido de la temporada, lo cual junto el show de escogencia de los oponentes haría que las últimas semanas del mes de septiembre sean muy emocionantes para los fanáticos del béisbol.

Con la implemenación del Wild Card en el año 1994 y con el segundo Wild Card en el año 2012 se logró aumentar el nivel de competitividad, pues los playoffs son mucho más inclusivos que cuando solamente clasificaban 2 equipos por cada liga y no había Series Divisionales. Hoy en día clasifican 5 equipos en cada liga, y tan solo en el año 2019 los actuales campeones de la Serie Mundial, los Nacionales de Washington, lo ganaron todo luego de haber clasificado como Wild Card.

Cualquier cambio en el formato de los playoffs que implique agregar más partidos al calendario puede afectar la duración total de la temporada regular y de los playoffs. Agregar más días al calendario de postemporada y llevar la Serie Mundial al mes de noviembre es posible, aunque el clima de otoño en los Estados Unidos puede ser un problema. Reducir la cantidad de juegos en la temporada regular de 162 a 154 es algo que se discute desde hace años, aunque será difícil que los dueños aprueben tal cosa. Más juegos, más dinero, más ganancias.

Los planes para la implementación de un nuevo sistema de playoffs aún necesitan mejorarse y una negociación entre las partes es necesaria. La MLB, junto con la Unión de Jugadores y los dueños de los equipos tienen que aprobar cualquier cambio, por lo que se espera que en el próximo CBA se incluyan estas modificaciones al formato actual, los cuales entrarían en acción en el año 2022.

 

Deja un comentario