Durante el 2019 en la Atlantic League se estuvo ensayando con nuevas reglas que podrían marcar un antes y un después en el juego de béisbol. La Liga Atlántica no está afiliada a la MLB; se trata de una liga independiente que cuenta con 8 equipos y que tiene un acuerdo de colaboración con MLB para realizar experimentos de nuevas reglas y procedimientos en el juego.

Estas reglas están orientadas a reducir el tiempo de juego, eliminar los errores humanos en la toma de decisiones y hacer el juego un poco más interesante. Para las nuevas generaciones el béisbol puede parecer un deporte aburrido, pues en ocasiones se pierde mucho tiempo en cosas como el uso de múltiples lanzadores en un inning, las visitas al montículo, el tiempo entre lanzamientos, etc. Siguiendo esta línea, en los últimos años se ha implementado el uso del mínimo de 20 segundos entre lanzamientos y la regla que permite enviar un lanzador a la primera base sin la necesidad de lanzare 4 bolas malas.

Al realizar experimentos en las ligas independientes se busca probar los resultados obtenidos con las nuevas reglas propuestas en un ambiente en el que las consecuencias no afecten a las organizaciones en MLB. Entre los experimentos que se realizaron en 2019 se encuentra:

  • Permitir el robo de la primera base
  • La utilización de “árbitros robots”
  • No hay visitas al montículo, a menos que se vaya a remplazar al lanzador
  • Un mínimo de 3 bateadores por lanzador
  • Un foul extra en toque de bola

A continuación procedemos a explicar en detalle en qué consisten estas nuevas reglas.

Permitir el robo de la primera base

Esta regla permitiría que un bateador pueda intentar irse a la primera base sin poner la bola en juego o sin recibir bases por bolas. El bateador podría aprovechar un lanzamiento descontrolado del lanzador e irse a la primera base, bajo el riesgo de que el receptor lance la bola a la primera y sea sacado out. Sería lo mismo que sucede cuando un bateador se poncha con un lanzamiento descontrolado y se le da la oportunidad de ir a la primera base, pero sin la necesidad de poncharse para poder correr.

Con esta regla se busca que haya un poco más de acción en el juego. En julio de 2019 se produjo la primera jugada en la que un bateador se roba la primera base. Tony Thomas, de los Southern Maryland Blue Crabs partió hacia primera ante un lanzamiento descontrolado en el sexto episodio de un partido contra el equipo Lancaster Barnstormers.

Si este reglamento será aplicado en la MLB o no, no lo sabemos todavía. En caso de que MLB se sienta conforme con los resultados de este ensayo posiblemente se procederá a aplicarlo en juegos en Ligas Menores antes de llevarlo a MLB.

Árbitros Robots

Este término es un poco exagerado para esta tecnología. A partir del 2019 en los estadios en los que se juegan los partidos de la Atlantic League se ha instalado un dispositivo especial basado en tecnología de Efecto Doppler. Es un radar tridimensional que se encarga de apuntar hacia el plato e identifica si los lanzamientos son bolas o strikes, tomando en cuenta la zona de strike como un espacio de tres dimensiones.

Zona de strike tridimensional

El sistema detecta si el lanzamiento pasa por la zona de strike o no y le transmite el resultado del análisis al árbitro a través de un sistema basado en un Iphone. Este Iphone tiene unos audífonos que el árbitro utiliza para escuchar la decisión del sistema, el cual ha sido nombrado como Trackman.

Radar del sistema Trackman

Al final del 2019, luego de haber sido el primero en utilizar el sistema Trackman, el árbitro Freddie DeJesus dio muy buenos comentarios sobre el sistema. Según DeJesus:

“Como he tenido la oportunidad de hacerlo ahora, es genial”, dijo DeJesus. “Es una gran oportunidad y es bueno para el juego. Puedo verlo que este sistema será utilizado regularmente y llevado al siguiente nivel. Es solo una oportunidad para que sucedan cosas más importantes en el béisbol”

En MLB muchos jugadores han hablado en múltiples ocasiones sobre la necesidad de implementar un sistema para la identificación de las bolas y los strikes. Los árbitros en MLB ya han aceptado que se empiecen a hacer pruebas más extensivas sobre este sistema en Ligas Menores, pues es difícil argumentar que el asunto de las bolas y los strikes no es un problema en MLB hoy en día.

 


Por otro lado, los tradicionalistas del deporte están en contra de esta tecnología, pues poco a poco se iría perdiendo la tradición del béisbol como siempre se ha jugado. MLB ya aceptó la repetición de jugadas y el cambio no ha sido tan traumático, pues ya estamos bastante acostumbrados. Si se utilizará un sistema para discriminar entre bolas y strikes, no sucederá durante el 2020, pero en esta nueva década en la que vivimos bien podemos esperar que el cambio ocurra.

Prohibir las visitas al montículo

Con esto se busca impedir que los coaches vayan al montículo por cualquier razón, a no ser que se vaya a cambiar el lanzador. Se pretende evitar que los equipos ganen tiempo con las largas visitas en las que tradicionalmente el coach de lanzadores entra a hablar con el lanzador. Ya no veríamos como un lanzador que se mete en problemas consigue un “break” y recibe palabras de ánimo por parte de su coach o incluso el mánager.

Un mínimo de 3 bateadores por lanzador

Esta regla eliminaría aquellas jugadas en las que un manager trae a un lanzador a enfrentar a un solo hombre. Con esto se busca acortar el tiempo de juego y evitar los múltiples cambios de lanzadores en un mismo episodio a los que estamos acostumbrados. También eliminaría a los “especialistas” zurdos, lanzadores izquierdos que se dedican a retirar a un solo bateador, típicamente un zurdo.

Si el lanzador sale a enfrentar a un solo bateador y logra retirarlo, siendo este el tercer out, entonces no sería necesario que en el próximo episodio salga a lanzarle a 2 bateadores más. Esta regla ya ha sido aprobada para su utilización en MLB y estará activa a partir del 2020 en Grandes Ligas.

Un foul extra en toque de bola

Esta regla permite que un bateador con cuenta de 2 strikes pueda tocar la bola, sin miedo a que si saca un foul éste sea el tercer strike. O al menos durante un lanzamiento.

Cualquier jugador que llega a 2 strikes tendría la oportunidad de intentar tocar la pelota sin que el foul represente el out, lo cual podría promover los toques de bola aún con 2 strikes.

Entre estas reglas hay algunas con más impacto que otras. Aparte de la regla de los 3 bateadores, las otras son solo experimentos que se están haciendo en una liga independiente y que probablemente tendrán que hacerse en ligas menores antes de llegar a MLB. Si con esto se hará que el juego sea mejor o no, no lo sabemos. Lo cierto es que la tecnología avanza, el béisbol evoluciona y MLB no quiere quedarse en el pasado, aunque esto represente matar el romanticismo en un deporte que se juega desde hace más de 100 años.

 

Deja un comentario