El comisionado de la MLB, Rob Manfred, ha anunciado el día de hoy que el Gerente General y Presidente de Operaciones de Beisbol de los Astros de Houston, Jeff Lunhow ha sido suspendido sin paga por un año producto de la evidencia encontrada sobre el robo de señas durante la temporada 2017 en la que Houston fue campeón de la Serie Mundial. La misma sanción aplica al director del equipo, A.J Hinch.

Adicionalmente, los Astros de Houston han perdido el primer y segundo pique en el draft del 2020 y se les ha multado con 5 millones de dólares, lo cual es la multa máxima permitida para los equipos de MLB. Si el equipo no posee un primer o segundo pique en el draft en este año, la sanción sería aplicada al primer y/o segundo pique del año 2021.

Con la pérdida de sus primeros dos piques, los Astros pierden sus dos mejores oportunidades de escoger a los prospectos en la lotería que se celebra en el mes de junio donde los equipos de MLB se reparten a los mejores jugadores amateur disponibles en los Estados Unidos. En cuando a Lunhow y Hinch, están suspendidos hasta el 13 de enero del año 2021. Como consecuencia de esta sanción, la organización de los Astros de Houston ha despedido a Jeff Lunhow y a A.J. Hinch, quedando sin gerente general y sin director.

Esta sanción se ha producido luego de una investigación de varios meses en la que MLB ha analizado evidencia disponible en videos de los partidos del año 2017. Son muchas las personas que han puesto en duda la legitimidad del título del 2017 de los Astros, que vencieron a los Dodgers en 7 partidos para coronarse como campeones por primera vez en la historia de la organización.

El escándalo del robo de señas utilizando medios digitales surgió durante el pasado mes de noviembre, cuando el lanzador Mike Fiers de los Atléticos de Oakland, que jugó para los Astros en 2017, dio detalles a Ken Rosenthal del medio digital The Athletic, sobre algunas prácticas que se utilizaron durante la temporada 2017 para el robo de señas por parte de los Astros de Houston. Aunque es cierto que tradicionalmente los equipos en MLB se roban las señas del equipo contrario, esto se hace sin la ayuda de medios tecnológicos. En el caso de los Astros, habría una cámara instalada en el jardín central que se encargaba de interceptar las señales entre el receptor y el lanzador y de transmitirlas al dugout de Houston.

El lanzador relevista retirado Danny Farquar declaró a finales de 2017 que durante un partido en el que se enfrentaba a Houston con su equipo de entonces, los Medias Blancas de Chicago, logró percibir una señal proveniente del dugout que consistía en un “bang”, para indicar cuando el receptor le solicitaba a Farquar el uso del cambio de velocidad. Las declaraciones de Farquar son las siguientes:

“Hubo un golpe desde la caseta, casi como un bate golpeando el bastidor de los bates cada vez que utilizábamos para cambio de velocidad. Después de la tercera vez, me bajé del montículo. Estaba lanzando algunos cambios realmente buenos y estaban siendo bateados de foul. Después de la tercera explosión, me bajé del montículo”

Sobre este incidente, el youtuber Jomboy posteó en su cuenta de Twitter el siguiente video:


En el video las evidencias son claras. Se logra escuchar perfectamente el golpe proveniente desde el dugout antes de un cambio de velocidad. Si no hay golpe, lo que viene es recta.

Las sanciones sobre este incidente podrían extenderse en los próximos días e incluir al mánager de los Medias Rojas de Boston, Alex Cora, quien en 2017 era el coach de la banca de los Astros en 2017. Las declaraciones del comisionado dan a entender que Cora será fuertemente sancionado. El comisionado ha indicado que el manager de los Astros, A.J. Hinch sabía lo que estaba pasando en 2017, pero no apoyaba el robo de señas. Al parecer, el sistema utilizado fue implementado por Alex Cora, junto con el ahora director de los Mets de Nueva York, Carlos Beltrán.

Aún no está qué otras sanciones serán aplicadas a las partes involucradas. En el caso de Beltrán, en 2017 éste era un jugador y podría verse eximido de responsabilidad, aunque aunque esto no está claro. Esta es una bomba que acaba de explotar y la onda expansiva de esta noticia aún causará olas en el mundo de la MLB durante los próximos días y semanas.

Por lo pronto, Houston ha terminado los contratos de su manager y de su gerente general y se encuentra en el ojo de la tormenta, una tormenta que amenaza la legitimidad de su campeonato de 2017 y que tendrá un impacto enorme sobre la organización y la MLB a corto y mediano plazo. Se debe tomar en cuenta que los Astros de Houston podrían no ser los únicos aplicando este tipo de prácticas, pues existen rumores de que hay otros equipos en MLB que utilizan estas técnicas y que eventualmente podrían ser investigados por este hecho.

Hoy por hoy, las sanciones anunciadas por el comisionado Rob Manfred han tomado al mundo del béisbol por sorpresa, afectando enormemente a los Astros de Houston y posiblemente a los Medias Rojas de Boston y tal vez a los Mets de Nueva York, a través de sus respectivos managers.

 

 

Deja un comentario