Después de importantes victorias contra Venezuela y México, justamente los equipos que se miden hoy sábado por el campeonato mundial, Panamá acaba con un pobre quinto lugar y fuera de las medallas.

Es hora de que entendamos que a los mundiales se va a ser campeón y dejemos de dar excusas de que era un torneo muy fuerte o de que no hubo preparación. Quedar en quinto lugar y sin medallas tiene que ser visto como el fracaso que es para que entendamos que hay que mejorar, y mucho, para poner al beisbol panameño donde merece.


Y con preparación no me refiero solamente a que los peloteros tengan más actividad, ya sean en nuestros campeonatos locales o en ligas más fuertes fuera del país, sino también a la preparación mental. Me cuesta creer que un país, que históricamente ha estado siempre entre los 10 mejores del planeta, vaya a un torneo internacional, sea un mundial, panamericano, preolímpico, etc, diciendo que van a buscar un buen resultado por que es un torneo difícil. Todos los torneos son difíciles, pero tenemos que crear desde las pequeñas ligas la mentalidad de ganadores que se necesita para estar siempre en la cima.

Puede parecer ilusorio o hasta arrogante, pero la realidad es que si vamos a competir pensando que es difícil, ya empezamos el juego perdiendo.

Saludos,
Paulo Cagnatto
@birriosodelbeis, @mlbptyoficial

Deja un comentario