El chiricano Reggienald Preciado fue el mejor prospecto de Panamá en la clase de 2019. Preciado es un campocorto delgado y atlético con buena estatura y un cuerpo proyectable.  Tiene los tipos de herramientas que pueden tener un impacto en ambos lados del plato como bateador ambidiestro.  El joven de 16 años firmó con los Padres por $ 1.3 millones, un récord para cualquier prospecto panameño.

Tiene un buen ritmo y control corporal desde ambos lados del plato y golpear la pelota con autoridad para ser un  un jugador tan joven, tiene una buena velocidad de bate y el potencial de poder en el futuro, ya que se espera que agregue fuerza a su anatomía de 6 pies 4 pulgadas y 185 libras.

Preciado es un corredor decente con pasos largos y firmes. Como campocorto, tiene manos suaves y es ligero en todos los sentidos.  Ha mostrado un brazo fuerte y preciso que proyecta estar por encima del promedio en el futuro.  Si Preciado continúa creciendo, probablemente se se volverá muy grande para ser un campo corto, pero los entrenadores profesionales confían en que su atletismo se adaptará bien a la tercera base o a los jardines.  Preciado necesitará un tiempo considerable para desarrollarse en los menores, pero el producto final podría ser un jugador que tenga un impacto serio en el mejor béisbol del mundo.

Reggienald jugó en campeonatos nacionales con la la provincia de Chiriquí, representando en todas sus categoría hasta llegar a la juvenil donde logró esa importante firma profesional. Antes de eso formó parte también de selecciones nacionales y participó en el mundial de béisbol Sub-15 que se celebró en Panamá en 2018. En este torneo, Panamá logró el subcampeonato mundial y Preciado demostró su gran calidad, con la cual logró enamorar a los buscadores de talento. Sin duda alguna, el chiricano es uno nuestros prospectos como país, con una gran proyección para el futuro.

Deja un comentario