Un jugador “sin opciones” (out of options en inglés) es un jugador que no puede ser enviado a ligas menores sin ser puesto en la lista de waivers (y sacado del roster de 40), con el riesgo de que otro equipo lo reclame y se lo lleve. Ese es el caso de Javy Guerra, del cual hablaremos un poco en este artículo.

Javy Guerra es uno de los jugadores panameños más interesantes. Inició su carrera como campo corto, pero no ha logrado alcanzar un nivel de desarrollo ofensivo que le permita mantenerse en MLB. Debutó en MLB 2018 como infielder, pero no logró demostrar mucho a nivel ofensivo en el poco tiempo de juego que tuvo. A finales de 2018, luego 2350 turnos al bate en las menores, su promedio es de .237/.290/.374, lo cual no es bueno incluso para un jugador utility con capacidad de jugar la segunda base, tercera base y el campo corto.

En 2019 los Padres deciden iniciar un experimento con Guerra: aprovechar el potente brazo de nuestro compatriota para convertirlo en un lanzador relevista. Lo pasaron al bullpen y los resultados fueron muy prometedores: 21.1 episodios lanzados entre Clase A fuerte y Doble A, con 3.38 de efectividad, 30 ponches (12.7 K/9) y 10 bases por bolas (4.2 BB/9). Aunque el porcentaje de bases por bolas es un poco alto, los números de Guerra son muy impresionantes para un lanzador convertido sin previa experiencia en la lomita. Los resultados fueron tan buenos que los Padres le dieron la oportunidad al panameño de regresar a MLB en septiembre donde lanzó 8.2 episodios.

En 2020 Javy Guerra tendrá una oportunidad legítima de ser parte del bullpen de MLB, aunque debemos reconocer que su situación como un jugador sin opciones complica las cosas para Los Padres. Un jugador sin opciones no puede ser enviado a ligas menores sin sacarlo del roster de 40, donde cualquier equipo lo podría reclamar y obtenerlo a través de un intercambio de jugadores. Esto quiere decir que a Javy Guerra le toca hacer el equipo de MLB y empezar a producir desde el principio, sin margen para errores y sin la posibilidad de bajar a ligas menores a trabajar en su mecánica o en sus lanzamientos.

Javy Guerra puede ser un jugador con mucho potencial en el bullpen, pero no podemos negar que 30 episodios de experiencia entre MLB y las menores es muy poca experiencia para cualquier jugador. El hecho de que Guerra haya subido a MLB con apenas 21 episodios como lanzador es algo impresionante. Aún así, pedirle a un jugador con 30 episodios de experiencia que logre hacer el equipo grande y que se mantenga toda la temporada en MLB, sin poder bajar a ligas menores (a menos que se lesione e inicie un programa de rehabilitación), es mucho pedir para cualquier jugador.

Guerra es un lanzador con un enorme potencial. Posee una recta explosiva en la parte alta de las 90 millas por hora, una recta “viva” con mucho movimiento que ocasionalmente alcanza los tres dígitos en el radar. Tiene un slider muy bueno y además un lanzamiento que el Statcast no logra clasificar: a veces lo detecta como una recta de dos costuras y a veces como un sinker. En todo caso, este lanzamiento posee mucho movimiento y una velocidad promedio en el orden de las 98 millas por hora, llegando en ocasiones a las 102 MPH.

Yo en un principio pensaba que Guerra tenía 1 opción disponible. Sin embargo, cuando me puse a revisar la regla establecida por MLB, me di cuenta que Guerra, en efecto, no tiene opciones disponibles. La regla dice lo siguiente:

Los jugadores en una lista de 40 jugadores tienen tres “opciones” de ligas menores. Una opción permite que ese jugador sea enviado a las Ligas Menores (“opcionado”) sin ser sometido primero al proceso de waivers. Los jugadores que tienen opción de Ligas Menores son sacados del roster de 26 hombres de un equipo, pero permanecen en el roster de 40.

Un jugador que está en el roster de 40 hombres, pero no abre la temporada en el roster de 26 o la lista de lesionados, debe ser “opcionado” para las Ligas Menores. Una vez que un jugador “opcionado” ha pasado al menos 20 días en los Menores en una temporada determinada, pierde una de sus opciones. Solo se usa una opción de Liga Menor por temporada, independientemente de cuántas veces se elija un jugador hacia y desde los Menores en el transcurso de una temporada determinada. Los jugadores fuera de opciones deben ser “designados por asignación”, lo que los elimina del roster de 40 hombres, y debe pasar por el proceso de waivers antes de ser enviados a Ligas Menores

Procedo a explicar esta regla:

  • Todo jugador tiene derecho a 3 opciones de Ligas Menores. Un jugador con opciones disponibles puede ser transferido del roster de 26 (MLB) al roster de 40 sin problemas. Un jugador puede ser enviado de Triple A a MLB cuantas veces el equipo desee, siempre y cuando tenga opciones disponibles.
  • Los jugadores pierden una opción por temporada si son enviados a Ligas Menores y pasan fuera del roster de 26 jugadores al menos 20 días.
  • Si un jugador es agregado al roster de 40, pero enviado a las menores al final del Spring Training, se considera como un jugador “opcionado” y perderá una opción de Ligas Menores al pasar 20 días en las menores.

Este último punto es la razón por la cual Javy Guerra no tiene opciones disponibles. Los Padres lo agregaron al roster de 40 hombres a finales del 2016. Hizo el Spring Training con los Padres en 2017, pero fue enviado a las menores y se mantuvo allí toda la temporada. Con esto, Guerra perdió una opción. Luego, en 2018 y 2019 Guerra jugó en MLB, pero pasó la mayor parte de su tiempo en las menores, por lo que perdió las dos opciones que le quedaban.

El ser agregado al roster de 40 jugadores es una noticia muy buena para cualquier jugador, pero también inicia el conteo del tiempo que posee el jugador para llegar a MLB y establecerse. Un jugador agregado al roster de 40 que luego de 3 años no haya podido llegar a MLB será un jugador “sin opciones”. La organización para la que esté jugando tendrá entonces que decidir si subirlo a MLB y mantenerlo en el roster de 26, o sacarlo del roster de 40 y exponerlo a que otras organizaciones se puedan hacer con sus derechos a cambio de, básicamente, nada.

El caso de Guerra es muy interesante. El potencial es evidente, y el hecho de que Los Padres lo hayan mantenido en el roster de 40 durante la temporada baja es un indicador de cuanto lo valora su organización. En todo caso, si Guerra debe ir a las menores a trabajar en algo durante el 2020 no significa que su oportunidad en MLB se cierre para siempre. Simplemente cualquier equipo de MLB podría reclamar a Guerra, lo cual abriría un mundo de posibilidades para el panameño.

 

 

Deja un comentario