Era el 3 de octubre de 2007 y se jugaba el noveno episodio del primer partido de la Serie Divisional de la Liga Nacional entre los Rockies de Colorado ante los Phillies de Philadelphia cuando el panameño Manny Corpas, de 24 años, hace su entrada como lanzador cerrador del equipo de Colorado. El partido estaba 4 a 2 a favor de Los Rockies y vendría a batear la parte media de la ofensiva de los Phillies: el temible Ryan Howard (4to bate), Aaron Rowand y Pat Burrell.

En Panamá había mucha expectativa en aquel momento por el resultado de este partido, pues en ambos equipos, Phillis y Rockies, había un panameño jugando. De hecho, en ese mismo partido, existía una posibilidad de ver uno de esos raros encuentros de lanzador panameño vs bateador panameño en postemporada. Carlos “Calicho” Ruiz, el receptor de los Phillies, era el octavo bateador en el orden de Phillies. Si dos bateadores llegaban a base, Manny Corpas tendría que enfrentarse ante Calicho.

Esto, sin embargo, no llegó a suceder. Manny Corpas poncharía en tres lanzamientos a Howard, el MVP de la Liga Nacional del año anterior (2006). Después terminaría retirando a los siguientes dos bateadores en una roleta a la segunda base y un flyout al jardín central, respectivamente.

Con esos tres outs Manny Corpas se convertiría en apenas el cuarto panameño en la historia en salvar un juego en playoffs, un honor compartido con Juan Berenguer, Ramiro Mendoza y Mariano Rivera. A su vez, Corpas conseguiría el primer salvamento en una postemporada de ensueño que lo vio llegar como cerrador estelar de su equipo a la Serie Mundial del 2007.

Aunque Manny Corpas nunca volvería a brillar en MLB como en aquel 2007 con Colorado, nadie nunca podrá negar que el derecho oriundo de Chilibre tuvo una de las carreras más destacadas para un lanzador panameño en el béisbol profesional.

Hace pocos días, 12 de enero de 2021, a través de una nota de prensa enviada a los medios de comunicación en Panamá, Manny Corpas anuncia su retiro del beisbol profesional luego de casi 20 años como jugador activo. A modo de homenaje de parte de MLBPTY, aquí traemos para ustedes este artículo dedicado a la ilustre carrera de Manny Corpas, el veterano de mil batallas de Panamá.

Los inicios de su carrera

Manny Corpas nació un 3 de diciembre de 1982 en Panamá. Con residencia en el corregimiento de Chilibre, iniciaría su carrera con el equipo juvenil de Panamá Metro en el año 1998, a la edad de 15 años. Al siguiente año, el 26 de agosto de 1999, firmaría con el equipo de Rockies de Colorado a la edad de 16 años.

La carrera de Corpas en el beisbol profesional iniciaría en el año 2000 en la Liga de Verano de Venezuela, donde apenas lanzó 2.1 episodios con el equipo Venoco. Al año siguiente jugaría en la Dominican Summer League (DSL) en la que vería acción con el equipo DSL Rockies. Con este equipo tuvo marca de 2-1 con 2.24 de efectividad en 56.1 episodios, incluyendo 5 aperturas en 15 encuentros.

Al inicio del 2001 Corpas sería asignado por tercer año consecutivo a una liga Rookie, esta vez a la Pioner League en Los Estados Unidos. Ese año no le fue bien y registró 5.73 de efectividad en 33 episodios completos, todos como relevista. Aunque mostró gran capacidad para ponchar bateadores (11.45 K/9), también mostró mucho descontrol (4.91 BB/9). Es por ello que en 2003 lo enviaron a la Northwest League, una liga intermedia entre Rookie y Clase A.

Aquel año, 2003, Corpas fue utilizado en 15 partidos, todos como lanzado abridor. Totalizó 84 episodios de 5.79 de efectividad, con una baja cantidad de ponches (5.04 K/9) pero mostrando un excelente control (2.36 BB/9). A partir de este punto esta se volvería una de las principales cualidades del chilibreño, el control.

Y es que desde que empezó el 2004, la carrera del panameño empezó a ir sobre ruedas. Jugó ese año en Clase A baja y al año siguiente en Clase A fuerte, mostrando un gran potencial como relevista. Corpas mejoró su efectividad (3.49 en 113.1 episodios combinados), aumentó los ponches (7.86 K/9) y mantuvo su excelente control (2.78 BB/9). Esta excelente actuación entre el 2004 y 2005 hizo que llamara la atención de la organización, que decidió protegerlo de la Regla 5 del Draft al agregarlo al roster de 40 hombres a finales de 2005. Los scouts de Baseball America lo rankearon como el prospecto #25 en la organización de Colorado, previo a la temporada 2006.

En Baseball America pude encontrar el siguiente scouting report sobre Corpas de principios de 2006:

Todavía no ha pasado un solo día por encima de Clase A, pero Corpas fue el elegido para recibir el único ascenso de temporada baja de los Rockies al roster de 40 hombres. Su poderosa bola rápida y su fuerte final de temporada en 2005 crearon temores en la organización de que podría ser un objetivo en el draft de la Regla 5 de las Grandes Ligas si se dejaba desprotegido. Corpas lanza regularmente a 95-97 mph desde una posición de tres cuartos. Tiene tendencia a agacharse demasiado. Cuando se mantiene bien parado logra crear un mejor movimiento y su recta se hunde. Su segundo lanzamiento, el slider, es más bien un “slurve” fuerte. Corpas respondió a las preocupaciones sobre su control el año pasado. También hizo un buen trabajo manteniendo la pelota en el suelo y en el estadio. Su cambio de velocidad no es muy bueno, lo cual hace de Corpas un candidato a lanzador relevista. Si puede aprender a repetir el movimiento de su brazo y su mecánica de pitcheo, tiene el potencial para dominar en las últimas entradas. Subirá un nivel a Doble-A.

Los temores de los Rockies sobre Corpas siendo captado por otro equipo en el Draft de la Regla 5 demostraron estar bien fundamentados, pues pocos meses después demostraría estar listo para jugar en MLB.

Manny Corpas recibió permiso por parte de su organización para formar parte del equipo de Panamá en la edición inaugural del Clásico Mundial de Béisbol en el año 2006. Inició el año en el equipo Tulsa de Doble y dominó por completo a los bateadores (0.98 de efectividad en 36.2 episodios). A mitad de campaña lo subieron a Triple A (Colorado Springs), donde luego de 8.2 episodios (1.04 de efectividad) recibió la llamada a MLB.

La llegada a MLB

El 15 de julio de 2006 Manny Corpas se convertiría en el panameño #47 en llegar a MLB al ser llamado a lanzar el octavo episodio del partido entre Rockies de Colorado y Piratas de Pittburgh. Corpas entró con el marcador 12 a 2 a favor de su equipo.

El primer bateador al que se enfrentó en su carrera en MLB fue Nate McLouth, a quien sacó con una línea de out a la segunda base. Luego permitió un cuadrangular en solitario ante Craig Wilson, para después retirar a los últimos dos bateadores por la ruta del ponche.

Aquel sería el inicio de una excelente campaña de debut, en la que lanzó 32.1 episodios de 3.62 de efectividad, incluyendo 27 ponches (7.5 K/9) y apenas 9 bases por bolas (8 intencionales, 2.2 BB/9). Ese año Corpas subió a mediados de julio y se quedó con el equipo hasta el final de la temporada.

Según Fangraphs, Corpas subió a MLB ese año con un repertorio que consistía en: recta de 4 costuras, sinker y slider. Debido a que en aquellos días no existía el sistema de Statcast, algunos de los lanzamientos de Corpas podrían haber sido mal clasificados por la tecnología de la época (cutter, cambio de velocidad), así que posiblemente el panameño usó principalmente alguna combinación de recta, sinker y slider, la combinación que utilizaría durante el resto de su carrera en MLB.

El sinker, un lanzamiento utilizado para provocar roletazos al infield, era pues, su principal arma. Este lanzamiento no es bueno para ponchar bateadores, algo que ya expliqué en mi post sobre Javy Guerra y el problema del sinker. Similar a como le pasa a Javy Guerra 15 años después, Corpas utilizaba mucho su sinker, pero sin provocar muchos roletazos al infield (45.5 GB% en 2006). Esto, sin embargo, no le impidió tener una excelente campaña de debut aquel año.

Previo a la campaña 2007, Corpas fue rankeado por Baseball America como el prospecto #11 en la organización de Colorado. Aquella vez el scouting report decía lo siguiente:

En su séptima temporada profesional, Corpas se agregó a la lista de 40 hombres y finalmente avanzó más allá del nivel de Clase A. Asumido en un papel de relevo intermedio en Doble-A para comenzar la temporada, Corpas intervino cuando el cerrador Jim Miller fue dejado de lado por una distensión del músculo oblicuo izquierdo, y dominó. Obtuvo un breve ascenso a Triple-A antes de unirse al personal de las Grandes Ligas. Corpas, quien lanzó por Panamá en el Clásico Mundial de Béisbol, disfruta del desafío de las últimas entradas. Su bola rápida registra 92-95 mph desde una posición de tres cuartos, suelta, que crea un buen movimiento. Corpas mantiene a los bateadores fuera de balance con su slider, y lo lanzará en cualquier conteo. Su cambio ha mejorado y podría ser efectivo con una acción tardía antes de llegar al plato. Después de que los zurdos le pegaran .394 en 2005, los limitó a un promedio de .096 en su temporada de Doble-A, una señal prometedora de que su cambio ha avanzado. El esfuerzo dominante de Corpas debería mantenerlo en la pelea para contribuir desde el bullpen.

Ese año, 2007, nuestro compatriota lograría hacer el equipo de Colorado y se convertiría en uno de los relevistas de confianza del mánager Clint Hurdle en lo que sería una temporada de ensueño para Corpas y un equipo de Colorado que contaba con superestrellas como Matt Holiday, Todd Helton y Trow Tulowitzki, entre otros.

El panameño iniciaría la temporada como el lanzador del séptimo episodio de los Rockies, pero ya para finales de abril se había convertido en el “setup”, el relevista encargado de lanzar el octavo episodio. Al final del mes de junio Corpas ya había lanzado 40 episodios completos de 2.70 de efectividad y 16 “holds”. Esto, junto con una lesión sufrida por el  cerrador estelar de aquellos días, Brian Fuentes, hizo que a partir del 2 de julio de aquel año Corpas se asumiera el rol de cerrador estelar, puesto que mantendría hasta el final de la temporada.

Ese año Manny Corpas tuvo una de las temporadas más impresionantes en la historia de los panameños en MLB, logrando marca de 4-2 con 2.08 de efectividad en 78.0 episodios y llegando a convertir 19 salvamentos en 20 oportunidades. Con 58 ponches (6.7 K/9) y 28 bases por bolas (2.3 BB/9), Corpas logró acumular 2.9 bWAR, lo cual lo convirtió en el segundo lanzador más valioso de Colorado, solamente detrás del abridor Jeff Francis que lanzó 215 episodios. Todo esto lo logró lanzando en el Coors Field, un paraíso para bateadores y un cementerio de lanzadores, principalmente por la altura a la que se encuentra la ciudad.

De hecho, aquel año Corpas fue el lanzador #23 en la Liga Nacional en cuanto a producción global de lanzadores. Entre los relevistas fue el cuarto mejor relevista en la Liga Nacional, detrás de Takashi Saito, Heath Bell y Cárlos Mármol. A nivel de MLB Corpas fue el noveno mejor relevista, superando incluso al propio Mariano Rivera que aquel año ocupó el puesto #25.

Las claves detrás del éxito de Manny Corpas en 2007 están principalmente en la efectividad de sus lanzamientos. A diferencia del 2006, en 2007 Corpas hizo un excelente trabajo manteniendo la bola en el suelo (57.4 GB%). Según Fangraphs, Corpas utilizó en 2007 un repertorio que consistía en: 24.6% de rectas de 4 costuras, 45% de sinker, 20.6% de slider, 3.5% de cambio de velocidad y 4.4% de cutter.

Pero lo mejor del 2007 no fue la temporada regular, sino los playoffs. Manny Corpas lograría convertir 5 salvamentos en las primeras dos rondas de la postemporada, donde los Rockies barrerían tanto a los Phillies como a los Diamondbacks de Arizona. El panameño apenas permitió una sola carrera en 8.2 episodios.

Lastimosamente su equipo sería barrido en la Serie Mundial por los Medias Rojas de Boston. Colorado tenía buena ofensiva, pero la rotación de abridores no contaba con un claro abridor número uno que liderara la rotación. Corpas no tuvo oportunidad de salvamento y apenas lanzó 1.2 episodios en dos partidos, con un imparable y un ponche. Dicho esto, la postemporada de Corpas terminó con 10.1 episodios de 0.87 de efectividad, siendo esta una de las actuaciones más impresionantes en la historia para un relevista de apenas 24 años, tanto entre los panameños como a nivel de MLB.

El 22 de febrero de 2008 Corpas firmó un contrato de 4 años y 8,025,000 de dólares, siendo este el contrato más largo que la organización de Colorado le había otorgado a un relevista en aquel entonces. El contrato permitiría a Corpas ganar hasta 22,775,000 dólares a través de opciones del equipo para las temporadas 2012 y 2013. En caso de que el equipo no ejerciera las opciones, Corpas recibiría 750,000 dólares en cada una de las dos temporadas.

El trabajo duro y el esfuerzo rindieron sus frutos para el chilibreño, cuyo potencial en aquel punto de su carrera era enorme. Las hazañas en aquella postemporada eran solamente comparables a las de su compatriota Mariano Rivera. El futuro estaba lleno de posibilidades, tanto para Corpas como para Colorado.

Lesiones y problemas de rendimiento

Manny Corpas inició la temporada 2008 como cerrador oficial de Colorado, aunque no tardaría en perder el puesto durante el primer mes de la temporada. Al final del mes de abril Corpas había perdido dos partidos y tenía apenas 4 salvamentos en 8 oportunidades (4 blown saves). En 15.1 episodios tenía 6.46 de efectividad, lo cual llevó al mánager Clint Hundle a devolverle el puesto de cerrador a Brian Fuentes.

Aunque Corpas mejoraría sus números durante el 2008, su temporada finalizaría con 4.52 de efectividad en 78.2 episodios, incluyendo 9 blown saves. A pesar de que mantuvo su buen control (2.6 BB/9), su porcentaje de ponches bajó muchísimo (5.6 K/9) y la efectividad de su sinker bajó, lo cual hizo que le costara mantener la bola en el suelo (49.6%).

Sin embargo, cuando tomamos en cuenta estadísticas avanzadas como SIERA (3.89) y FIP (3.96) nos dicen que posiblemente los números de Corpas estuvieron un poco inflados, talvez por el efecto del Coors Field. Según Fangraphs Corpas lanzó menos rectas (11.5%), más sinkers (53.7%) y más sliders (34.6%), lo cual podría ser un indicador de que talvez perdió confianza en su recta.

Los números de Corpas se tradujeron en 0.9 bWAR, una caída de 2 bWAR en comparación al año 2007. Lamentablemente esta sería su segunda mejor temporada en MLB, pues a partir del 2009 su carrera en Las Mayores tuvo más bajos que altos.

Al inicio de 2009 Corpas formó parte del equipo de Panamá en el Clásico Mundial. Tuvo una temporada para el olvido (5.88 de efectividad en 33.2 episodios), la cual terminó el 20 de julio producto de una lesión. El 22 de julio se reportó que Corpas se sometería a una cirugía para remover fragmentos de hueso del codo. No volvería a lanzar ese año.

En 2010 mejoró un poco sus números (4.62 de efectividad en 62.1 episodios), aunque seguía sin poder replicar el éxito del año 2007. Lastimosamente jugaría su último partido de la temporada el 25 de agosto, cuando luego de permitir 3 carreras en 1.1 episodios se le diagnosticó un problema en el codo del brazo de lanzar y se tuvo que someter a la operación de Tommy John. Los Rockies terminaron dejando en libertad a Corpas, que se perdería el resto de la temporada 2010 y todo el 2011.

A pesar de su lesión, en 2011 firmó un contrato de Ligas Menores con el equipo de los Rangers de Texas, aunque no llegó a disputar un solo partido con el equipo. Para la temporada 2012 Corpas recibió un contrato de Ligas Menores con los Cachorros de Chicago, quienes lo enviarían a Triple A para iniciar la temporada.

Manny Corpas justo antes de empezar a lanzar para Chicago

Los Cachorros lo llamaron a MLB el 6 de junio de 2012 y se mantuvo en el equipo hasta el final de la temporada, con pobres resultados (5.01 de efectividad en 46.2 episodios). Los Cachorros lo dejaron en libertad al final de la temporada y en 2013, la que sería su última temporada en MLB, Corpas volvió al equipo de los Rockies de Colorado en un contrato de Ligas Menores. Ese año también formó parte del equipo panameño en la eliminatoria del Clásico Mundial de Béisbol.

Manny Corpas lanzando para los Cachorros de Chicago
Manny Corpas lanzando en Coors Field

En 2013 Corpas nuevamente iniciaría el año en Triple A, para luego ser llamado a MLB el 3 de junio. Ese año lanzó 41.2 entradas de 4.54 de efectividad, con pocos ponches (6.5 K/9) y sin el excelente control de antaño (3.5 BB/9). Colorado lo dejaría en libertad al final de la temporada, aunque a principios de 2014 lo firmarían de nuevo en otro contrato de Ligas Menores. Esta vez Corpas fallaría en su intento por volver a MLB, pues no le fue bien lanzando con el equipo de Colorado Springs (5.49 de efectividad en 41 entradas completas).

Aquel sería el último contrato que Corpas firmaría con una organización de MLB, finalizando así su carrera en el beisbol de Las Grandes Ligas. Sin embargo, Corpas dejaría demostrado que aún había mucho beisbol en él y que aún era capaz de mantenerse vigente en el beisbol profesional.

La carrera de Corpas en el Béisbol Invernal y las Ligas Independientes

Manny Corpas lanzó por primera vez en una Liga Invernal durante la temporada baja entre el 2009 y el 2010 con los Leones de Escogido de la Liga Invernal de República Dominicana (1 carrera permitida en 3 episodios completos).

Luego de que Colorado lo dejara en libertad al final del 2013, Corpas jugó con los Bravos de Margarita en la Liga Invernal de Venezuela, donde lanzó 11.2 episodios con 10.80 de efectividad. Al año siguiente, luego de pasar todo el año en Triple A con Colorado, Corpas volvió a Venezuela, esta vez con los Leones de Caracas (5.40 de efectividad en 6.2 episodios).

Durante el año 2015 estuvo jugando en la Liga Mexicana, tanto la invernal como la liga profesional regular, donde logró buenos resultados con los Diablos Rojos (3.75 de efectividad en 36 episodios) y con los Guerreros de Oaxaca (3.54 de efectividad en 20.1 entradas). En la Liga Invernal jugó con los Naranjeros de Hermosillo.

Para la temporada 2016 Corpas formó parte del equipo panameño en la eliminatoria del Clásico Mundial, su cuarta vez representando a Panamá en este torneo. Aquel añó jugó en la Atlantic League, una liga independiente en los Estados Unidos, donde logró excelentes resultados (2.73 de efectividad en 33 episodios) con el equipo York Revolution. En la Liga Invernal también logró muy buenos resultados en su regreso al equipo de los Bravos de Margarita en la Liga Invernal de Venezuela (1.78 ERA en 25.1 entradas).

En 2017 regresó a la Atlantic League, aunque no tuvo buenos resultados con los equipos de York Revolution y Sugar Land Skeeters. Donde sí le fue bien es en la Liga Invernal de Venezuela con el equipo de Margarita (3.52 ERA en 14.1 entradas).

Para el 2018 Corpas volvió a México para jugar con los Algodoneros de Union Laguna donde lanzó 50 episodios entre los torneos de apertura y clausura, con 4.68 de efectividad. Siguió jugando en México en la Liga Invernal con los Venados de Mazatlán y los Yaquis de Obregón, con quienes lanzó 26 episodios combinados con 3.81 de efectividad.

A inicios del 2019 fue parte del equipo panameño que representó a Panamá en la Serie Del Caribe que se jugó en territorio panameño. Producto de la situación política en Venezuela, Panamá fue escogido como sede de emergencia de la Serie del Caribe y se nos invitó a formar un equipo para participar. Esta sería la primera vez que Panamá participaba en este torneo desde el año 1960.

El equipo designado fue los Toros de Herrera, campeón de aquel año de la Liga De Béisbol Profesional en Panamá. Corpas, junto a otros jugadores de renombre en Panamá formaron parte de los refuerzos del equipo.

Manny Corpas lanzando en La Serie Del Caribe

Contra todo pronóstico los Toros de Herrera se coronaron como campeones de la Serie del Caribe al derrotar en la final a los Leñadores de Las Tunas de la Liga Profesional Cubana.  Este sería el primer equipo panameño que se corona como campeón de la Serie Del Caribe desde los Carta Vieja Yankees en el año 1950. Corpas tuvo una actuación estelar con Los Toros, salvando los 4 partidos que ganó el equipo panameño. Lanzó 4 episodios en los que permitió una sola carrera, ponchando a 4 bateadores ante una base por bolas.

Manny Corpas al sacar el último out de la Serie Del Caribe 2019
Manny Corpas con el trofeo de la Serie Del Caribe del 2019 con el equipo de Los Toros de Herrera

Luego de vestirse de gloria con el equipo panameño en la Serie Del Caribe, Corpas se la pasó en el 2019 jugando brevemente para los equipos Bakersfield Train Robbers de la Pecos League (3 episodios) y Milwaukee Milkmen de la American Association (11.2 episodios), ambas Ligas Independientes en Los Estados Unidos. Al final del 2019 participó tanto de la Liga Invernal de Puerto Rico como la Liga Invernal de Venezuela con los Bravos de Margarita y los Criollos de Caguas, respectivamente. En estas ligas tuvo actuación limitada, lanzando 14.0 episodios en Venezuela (1.92 ERA) y 3.2 episodios en Puerto Rico (2.45).

En el 2020 Corpas se mantuvo casi todo el año inactivo debido a que se jugó poco béisbol. Hacia finales del 2020 y principios del 2021 formó parte de su equipo de siempre, los Bravos de Margarita de la Liga Invernal Venezolana con quien lanzó 15 episodios de 4.11 de efectividad. Cuando dicha liga terminó la semana pasada, Corpas hizo su anuncio a los medios de prensa que se estaría retirando como jugador profesional de béisbol luego de 23 temporadas (19 como profesional) dedicándole su vida al béisbol.

Comunicado de prensa de Manny Corpas sobre su retiro del béisbol profesional

Gracias al profesor José Otero les traemos esta estadística: Corpas participó en 4 Torneos Nacionales de Béisbol Mayor con el equipo de la Provincia de Herrera, en las temporadas 2017, 2018, 2019 y 2020. Salvó 20 partidos para el equipo herrerano, con 85 ponches y apenas 13 bases por bolas en 80.1 episodios lanzados.

Una carrera de mil batallas

Manny Corpas se retira del béisbol profesional como uno de los lanzadores panameños con mayores logros, tanto a nivel de Grandes Ligas como en Ligas Profesionales Independientes e Invernales. No por nada se mantuvo vigente durante 19 años como profesional.

Manny Corpas con el equipo de Panamá

A continuación les traemos algunos datitos históricos sobre Corpas y su lugar en la historia de los Grandes Ligas panameños:

  • A nivel de Grandes Ligas, Corpas es el segundo panameño con más salvamentos en la historia con 34, siendo superado solamente por el miembro del Salón de la Fama, Mariano Rivera.
  • Corpas ocupa el sexto lugar entre los panameños en episodios lanzados (374.1), ponches (264), bases por bolas (117), imparables permitidos (234) y bateadores enfrentados (1591).
  • Es el quinto lanzador panameño con la efectividad más baja en su carrera (3.99).
  • De manera general, su 4.5 bWAR lo ubica como el quinto mejor lanzador panameño de la historia, detrás de Mariano Rivera, Ramiro Mendoza, Bruce Chen y Juan Berenguer. En esta línea Manny Corpas es el mejor lanzador panameño en la historia que no llegó a abrir un solo partido en MLB, pues toda su producción como pelotero fue desde el bullpen.

Manny Corpas es ejemplo de superación para todos los deportistas panameños. Aunque no tuvo una carrera prolongada en MLB, supo mantenerse vigente a nivel profesional durante varios años después de ser dado de baja en Grandes Ligas. Muchos jugadores dejan de aspirar a conseguir oportunidades como profesionales cuando sus organizaciones los dejan libres, pero siempre habrá jugadores como Corpas que aman el beisbol y no se darán por vencidos solo porque no encuentren a una organización de MLB que les ofrezca un contrato.

En el mundo hay muchas ligas profesionales, tanto en América como en Asia y Europa. Todos los años se juegan las Ligas Invernales y siempre estarán las Ligas Independientes donde muchos jugadores han resucitado sus carreras y donde muchos otros han logrado conseguir trabajo durante varias temporadas. Corpas lo demostró.

La postemporada de 2007 siempre será recordada como la vez que un panameño, un jovencito de Chilibre, hizo estragos en la postemporada como el cerrador del equipo campeón de la Liga Nacional. Con 24 años Corpas asumió el rol de cerrador de un equipo que llegaría a la Serie Mundial, siendo la pieza más importante del cuerpo de lanzadores de aquel equipo en aquel año. 37 hombres se pararon a batear ante él en aquella postemporada, ninguno recibió una base por bolas y solamente le conectaron 6 hits en los 10.1 episodios que lanzó, incluyendo la Serie Mundial.

Esa temporada fue mágica para Corpas, para los fanáticos de los Rockies de Colorado y para los amantes del buen beisbol en Panamá. Esa vez Corpas hizo lo que se pensaba Mariano era el único capaz de hacer. En 2007 finalizó con dos panameños entre los 3 o 4 cerradores más dominantes en el beisbol de las Grandes Ligas, recordándole al mundo que hombres capaces de grandes hazañas han salido y siempre saldrán de esta pequeña tierra.

Sin más que decir, mi eterno respeto y agradecimiento a Manny Corpas por representarme como panameño al más alto nivel en este deporte al que yo tanto quiero, el béisbol.

 

 

Deja un comentario