Este año la pandemia del covid-19 forzó a retrasar tanto el campeonato nacional como la temporada de grandes ligas, canceló la temporada de ligas menores y pospuso tanto la eliminatoria como el torneo del Clásico Mundial de Beisbol. Además de esto, se canceló a nivel global los campeonatos de pequeñas ligas en todas sus categorías. Solo algunas ligas asiáticas lograron continuar su temporada con cierta regularidad.

Ahora, esto abre la puerta para muchas preguntas de lo que viene en el futuro tanto para el beisbol nacional como internacional.

En el ámbito nacional, se está hablando bastante sobre una posible fusión entre el campeonato profesional de Probeis y el campeonato nacional regido por la Fedebeis. Hemos comentado esto en columnas anteriores y continuamos con la misma opinión, profesionalizar los campeonatos nacionales es el camino que el Beisbol Mayor Nacional necesita seguir. Claro que hay varios temas que se tienen que resolver sobre esta posible integración, por ejemplo:

¿Cual será la base de equipos?

¿Serán los 4 de Probeis o serán los equipos que representan a las provincias en los Campeonatos nacionales? Es bueno recordar que los 4 equipos de Probeis han sido diferentes a lo largo de los años lo cual definitivamente no ayuda a crear la base de fanáticos para que sea una liga establecida. En mi opinión, lo que se debería hacer es aprovechar la estructura de la Fedebeis y que esos sean los equipos profesionales para así tener el apoyo de los fanáticos y de la empresa privada; y creo que aún cuando no sean las 12 ligas provinciales que tiene la Fedebeis es necesario tener al menos 6 equipos – 4 me parece muy poco y con enfrentamientos muy repetitivos. Incluso, podríamos argumentar que los campeonatos nacionales ya son profesionales ya que la mayoría de los peloteros son pagos… pero dejaremos esto para otra ocasión.

¿Como será la estructura del campeonato?
Asumiendo que la intención es seguir participante de la Serie del Caribe, que se juega siempre a inicios de febrero, esto representa un reto ya que habría que escoger entre empezar el campeonato probablemente en Noviembre, que es época de lluvias lo que pospone o cancela muchos juegos, o separar el torneo en dos mitades y terminar después de la Serie del Caribe; además de tener que jugar en paralelo con el campeonato juvenil. En mi opinión, lo mejor es simplemente seguir las fechas actuales empezando en enero y pausar el campeonato para participar en la Serie del Caribe. El equipo de Cuba ya ha actuado de esta manera varias veces sin mayores problemas, aunque allá no tienen que “devolver” a los peloteros a las organizaciones de GL.
¿Qué haríamos con los peloteros profesionales que tienen que regresar a sus organizaciones?
Pues no hay escenario perfecto, y esto se irá aprendiendo con el paso del tiempo. Mi opinión es que debemos empezar jugando el torneo entre enero y abril para que sea una temporada extensa y luego aprender de esto. Lo que sí podemos asumir es que jugar una temporada de 1 mes, como fue la última, con 21 juegos no es necesariamente mejor en términos de tiempo de juego (turnos para bateadores o innings para pitchers) que los campeonatos nacionales que generalmente son mucho más largos. Otro punto importante aquí es que mucho de los peloteros profesionales que estarían en Panamá probablemente no verían acción en el spring training (seamos sinceros, nuestra liga todavía no está a ese nivel), lo cual les debería abrir la posibilidad de continuar en la temporada “extendida” aquí en Panamá. Pienso que negociar esto correctamente con la GL les abriría la puerta a muchos peloteros

A nivel internacional hay dos puntos que quiero mencionar:
  • Panamá subió al puesto #12 de la calificación de la federación internacional de beisbol (WBSC por sus siglas en inglés) lo cual, de mantener o mejorar esa posición, nos calificaría para el próximo Premier12.
  • La federación Cubana de beisbol ha abierto nuevamente la puerta para que los peloteros de la isla puedan negociar directamente con las Grandes Ligas y así evitar los conocidos problemas de tráfico de personas, abusos, etc. Por una parte, veo esto super positivo ya que daría la opción de ver un verdadero trabuco cubano en competiciones como el clásico mundial. Pero por otro lado continuaría más aún la dinámica de centralizar el beisbol en las GL lo cual, a mi modo de ver, limita las opciones de desarrollo de la pelota a nivel mundial. Y desde el punto de vista de la pelota nacional, traerá mucha más competencia por talento… hay que pelar el ojo y ponerse las pilas!!!

Saludos,
Paulo Cagnatto
@mlbpty, @birriosodelbeis

1 Comentario

Deja un comentario