En la última semana del 2020 Los Padres de San Diego se han convertido en uno de los equipos a vencer para la temporada 2021. La adquisición de Blake Snell y Yu Darvish en sendos cambios con los Rays de Tampa Bay y los Cachorros de Chicago les ha permitido hacerse con los servicios de dos «aces» que, junto a Danielson Lamet encabezarán lo que será una de las rotaciones más temibles para la próxima temporada.

Snell ganó el premio Cy Young de la Liga Americana en 2018 y Lamet y Darvish quedaron en cuarto y segundo lugar en el premio del Cy Young en la Liga Nacional en 2020. Tres legítimos primeros abridores encabezando la rotación, sin contar con Mike Clevinger, otro gran abridor que se perderá la temporada 2021 mientras se recupera de la cirugía de Tommy John a la que se sometió recientemente.

En Snell, Darvish y Clevinger, los Padres han obtenido a tres legítimos primeros abridores en cambios con otros equipos en los últimos 6 meses, lo cual te da a entender que este equipo quiere ganar con el núcleo actual de jugadores que han podido armar alrededor de Fernando Tatis Jr. En 2019 firmaron a Manny Machado y el año anterior ya habían firmado a Eric Hosmer, ambos contratos multianuales de más de 150 millones de dólares.

Esta organización no le tiene miedo a gastar en planilla ni a utilizar prospectos en cambios para hacerse con los servicios de jugadores que mejoren su roster. Estas son excelentes noticias para los fanáticos de Los Padres, que podrían estar encaminados a su primera Serie Mundial desde el año 1998.

Para nuestro compatriota Javy Guerra, la situación de San Diego son buenas y malas noticias. La situación es favorable para él, pues cada vez que tu equipo se arma con buenos jugadores existe la posibilidad de ir a los playoffs y llegar a la Serie Mundial, el cual es el sueño de la mayoría de los jugadores de MLB. Sin embargo, a medida que aumenta la calidad en el roster de jugadores se hace más difícil pelear por un puesto en el cuerpo de lanzadores, especialmente para un jugador con las características de Javy Guerra.

Como ya explicamos en un post el año pasado, Javy Guerra es un jugador que no posee opciones de Ligas Menores, razón por la cual no es posible que sea enviado a Ligas Menores. Esto le impide a Los Padres enviarlo a Triple A a trabajar en su mecánica o en sus lanzamientos, por lo que el panameño necesita hacer los ajustes necesarios mientras lanza en MLB.

A Javy aún le falta trabajar en algunos aspectos de su juego como lanzador, tal como pudimos ver durante la temporada 2020. Y eso es algo perfectamente normal, tratándose de un jugador que jugó toda su carrera como campo corto y que antes del 2020 había lanzado un total de 30.0 episodios COMBINADOS entre Ligas Menores y Grandes Ligas. Aún luego de la campaña 2020, Javy solamente ha podido lanzar 43.1 episodios como lanzador a nivel profesional.

La única razón por la que Guerra sigue recibiendo oportunidades por parte de Los Padres es porque posee un brazo privilegiado y por el enorme potencial que ha demostrado como relevista. Es un diamante en bruto por excelencia. Con un poco más de preparación Javy podría convertirse en el cerrador estelar en cualquier equipo en MLB y Los Padres no quieren perderse la oportunidad de probar su suerte con nuestro compatriota.

Javy Guerra tiene potencial y se espera que mejore a medida que adquiere más experiencia en el montículo. Sin embargo, el año 2021 ha iniciado con Los Padres de San Diego como uno de los equipos más formidables en toda la MLB y posiblemente la ventana para el éxito del panameño con el equipo podría cerrarse si no presenta buenos resultados a corto plazo. Si Los Padres se ven en la necesidad de sacarlo del roster activo, Guerra tendrá que ser sometido al proceso de waivers, donde cualquier equipo de lo podrá llevar luego de trabajar un cambio con Los Padres. Va a ser muy difícil que los 29 equipos de MLB decidan pasar la oportunidad de trabajar con un brazo tan potente como el de Javy.

Dicho esto, ¿qué debería hacer nuestro compatriota para salvar su carrera con San Diego? Como lo dice el título de este post, a continuación voy a listar algunos de mis puntos de vista sobre este tema. Yo sinceramente creo Guerra puede mejorar haciendo pequeños ajustes a su selección de lanzamientos.

Yo no puedo decir que sé de beisbol, ni que soy un scout o mucho menos un coach de pitcheo. No lo soy y no pretendo serlo. Simplemente soy un fanático del beisbol al que le gusta estudiar el juego, las estadísticas y escribir mis reflexiones sobre distintos temas. Posiblemente me estoy equivocando en lo que voy a exponer a continuación, pero esto es un hobby para mi y me es muy entretenido teorizar sobre lo que se podría hacer para cambiar un aspecto u otro del juego de beisbol.

La temporada 2020 de Javy Guerra

Hace unos meses escribí un artículo detallado con mi análisis sobre Javy Guerra y su repertorio de lanzamientos. El artículo se llama Javy Guerra y el problema del sinker, donde llego a la conclusión que Javy no está utilizando correctamente sus lanzamientos para atacar a los bateadores.

En 2020 Javy Guerra lanzó 13.1 episodios con 10.13 de efectividad, 5 bases por bolas y 12 ponches. Las bases por bolas están bien (3.4 BB/9), pero los ponches están muy bajos (8.1 K/9) para alguien que lanza tan duro como Guerra.

En 2020 Javy Guerra promedió 98.4 MPH con su sinker, lo cual lo deja en el quinto lugar entre los lanzadores con un mínimo de 100 lanzamientos en MLB.

De estos jugadores, todos a excepción de Brusdar Graterol son grandes ponchadores, con promedios de ponches muy por encima del promedio de la liga (9.07 K/9 en 2020).

¿Cuál es la diferencia entre Javy Guerra y estos lanzadores? ¿Por qué es que ellos ponchan a más de un bateador por cada episodio y Javy apenas ponchó a 12 bateadores en 13 episodios? El secreto está en la selección de los lanzamientos.

Como vemos, todos los grandes ponchadores utilizan su recta de 4 costuras en más del 66.6% de sus lanzamientos. Esto quiere decir que por cada 3 lanzamientos que hacen, dos son rectas. Piedras. Usan la pedrada para atacar bateadores y logran una gran cantidad de ponches.

En el caso de Guerra y de Graterol, ambos usan el sinker en el 67.7% del tiempo, lo cual hace que no sean grandes ponchadores. El sinker no poncha bateadores… eso se sabe y ya lo expliqué en mi post sobre el problema del de Javy Guerra, en el que también exploré las similitudes del panameño con Brusdar Graterol.

Pero Graterol, a diferencia de Guerra, tiene un sinker muy efectivo. La función del sinker dentro del arsenal de un lanzador es de provocar roletazos al infield. El promedio roletazos en MLB (GB%) en el año 2020 fue de 42.7%. Graterol logró obtener 62.3% gracias a su sinker pesado. Javy Guerra, por su lado, consiguió un 51%.

Analizando con más detalles la actuación de Javy en 2020, entre los 44 lanzadores que utilizaron el sinker en más del 50% de sus lanzamientos, Javy ocupa el lugar número 25 en porcentaje de roletazos (51%). A su vez ocupa el primer lugar en LD% (porcentaje de line drives) con 30.6%, lo cual es una de las razones por las cuales le conectaron tantos imparables en 2020. El sinker de Javy no provoca tantos roletazos como debería y en cambio permite que los bateadores eleven la bola y conecten lineas de hit hacia los jardines.  No por nada en 2020 le batearon para promedio de .410 producto de 25 imparables en 62 turnos al bate oficiales.

Sigo insistiendo: Javy Guerra debe dejar el sinker a un lado y empezar a utilizar la piedra, la recta de 4 costuras para atacar a los bateadores. Estoy seguro que esa recta poderosísima le permitiría ponchar a una gran cantidad de bateadores, a la vez que limitaría los hits por roletazos que son en su mayoría una consecuencia del uso excesivo del sinker. Y en todo caso, el sinker ya está cayendo en el desuso por las organizaciones de MLB.

Sí, yo se que ese sinker puede que luzca devastador en algunas ocasiones, como en este video.

Sin embargo, esto no siempre es así y, como se vio en 2020, muchas veces los bateadores logran conectar los sinkers de Javy y convertirlos en roletazos al infield que revientan de imparables.

Estos fueron roletazos que se convirtieron en imparables. Pero lo que más daño le hizo al panameño fueron los line drives, aquellas veces cuando el sinker falló en mantener la bola en el suelo:

Mejor evitar el contacto y tratar de ir por el swing-and-miss, buscar el ponche. Un bateador ponchado jamás tendrá oportunidad de conectar un imparable.

Mejorando el slider

Pero la recta no lo es todo en MLB y todo buen relevista debe tener un lanzamiento secundario. Los casos como el de Mariano Rivera, que dominó las Grandes Ligas con un solo lanzamiento durante casi dos décadas son una rara excepción.

Javy Guerra ha demostrado su preferencia por el uso del slider como complemento para su sinker, siendo utilizado en un 27.2%. Javy utiliza, básicamente, 2 sinkers y un slider por cada 3 lanzamientos al plato. Esto no sucede así siempre, pero en promedio esa es la proporción.

En mi post sobre el problema con el sinker, hice la recomendación de que Javy Guerra debería empezar a utilizar más su slider para lograr mejores resultados. Esta vez vuelvo a ofrecer la misma recomendación, pero haciendo énfasis en un hecho muy interesante que se dio en el 2020.

En los Atléticos de Oakland hay un lanzador llamado Jake Diekman, un relevista izquierdo de 33 años con experiencia de 9 temporadas en MLB, que ha jugado en Texas, Filadelfia, Kansas, Arizona y Oakland. En su carrera posee marca de 15 victorias, 22 derrotas, con 3.90 de efectividad en 374 episodios completos. Esto incluye 467 ponches (11.2 K/9) y 208 bases por bolas (5.0 BB/9). Recientemente, en 2019, tuvo marca de 1 victoria, 7 derrotas, con 4.65 de efectividad en 62 episodios.

Los números de Diekman en 2019 nos dan a entender que se trata de un relevista de nivel de remplazo (0.2 WAR). Nada extraordinario, un simple relevista que los equipos de MLB utilizan para cubrir episodios en partidos en los que van perdiendo por varias carreras o cuando van ganando por un margen cómodo.

Sorpresivamente, en 2020 Diekman se reinventó como relevista y logró marca de 2 victorias sin derrotas, con 0.42 de efectividad (!) en 21.1 episodios, incluyendo un promedio de ponches de 13.1 K/9. Esta producción le permitió acumular 1.4 WAR, la mejor producción de toda su carrera aún cuando el 2020 ha sido la segunda campaña con menos episodios lanzados en su carrera.

¿Qué cambio en el 2020 para Diekman? La respuesta es… el slider.

Resulta que el 24 de julio Rob Friedman, con la cuenta de Twitter @PitchingNinja, publicó el siguiente Tweet:

El clip muestra el slider de Chaz Roe un lanzador relevista de los Rays de Tampa Bay, quien posee el slider con más movimiento horizontal en MLB. Esto según Statcast:

Gráfica con el movimiento del slider de todos los lanzadores de MLB que utilizan este lanzamiento. Chaz Roe se encuentra en el extremo del espectro por que es el lanzador que posee mayor movimiento horizontal en su slider
Y no son cuentos. Este lanzamiento es completamente devastador:

Jake Diekman se interesó por este clip de video y le escribió a PitchingNinja a través del Twitter para ver si le podría mostrar el «grip» que utiliza Chaz Roe para lanzar este slider. El «grip» es la forma como el lanzador agarra la pelota para lanzarla. El señor Friedman buscó entre sus archivos y logró encontrar una iclip de video con el «grip» que utiliza Chaz Roe para lanzar su slider.

Este es el clip de video:

Aparentemente eso fue todo lo que necesitó Diekman para reinventarse como lanzador. A pesar de ser un lanzador izquierdo, el cambio en el grip en el slider de Diekman dio resultados inmediatos para el lanzador. El tweet con la respuesta de PitchingNinja fue el 26 de julio y a partir de esa fecha se vieron resultados inmediatos.
Gráfico del movimiento horizontal de los lanzamientos de Jake Diekman en el año 2019. La línea amarilla representa las pulgadas de movimiento del slider, el cual se ubica entre -5 y -10 pulgadas
Gráfico del movimiento horizontal de los lanzamientos de Jake Diekman en el año 2020. La recta de 4 costuras sigue igual que en 2019, pero el slider ahora se ubica entre -10 y -15 pulgadas, con mucho más movimiento que en el año anterior y en el resto de la carrera de Diekman.
Los resultados fueron inmediatos. A partir del 27 de julio el slider de Diekman empezó a moverse mucho más que antes, justo después de la interacción en Twitter con PitchingNinja. Y los resultados no solamente son evidentes en el Statcast, sino también en los videos de los highlights de Diekman.

El nuevo slider de Diekman en este video me recuerda por momentos al de Chris Sale o al que usaba en su momento el legendario Randy Johnson. Al parecer Diekman ha encontrado la forma de reinventar su carrera a los 33 años gracias a un Tweet de un fanático que se dedica a postear clips de video sobre jugadas de MLB.

¿Qué podría aprender Javy Guerra de toda esta situación? Al igual que Guerra, Diekman utilizaba un slider que no tenía mucho movimiento.

Movimiento horizontal del slider de Jake Diekman en el 2019

Por ponerlo en contexto, Jake Diekman ocupó el puesto 214 en cuanto a movimiento horizontal del slider en 2019, con un movimiento de 5.9 pulgadas y -0.1 pulgadas de movimiento sobre el promedio de los sliders en MLB. Chaz Roe, el lanzador de Tampa del que ya hablamos, ocupó el primer lugar con 15.1 pulgadas de movimiento por encima del promedio. El segundo lugar en esa categoría, Sonny Gray, tuvo de 10.6 pulgadas de movimiento, unas 4.5 pulgadas menos que el slider de Roe.

En el año 2020 Diekman mejoró sustancialmente su slider hasta ubicarse en el puesto 16, con 14 pulgadas de movimiento, unas 7 pulgadas por encima del promedio de MLB en 2020. El aumento en el movimiento del slider de Diekman fue muy sustancial. Pero, ¿dónde se ubica Javy Guerra en esta categoría?

Puesto 135, con 5 pulgadas de movimiento. Como fanático solamente me queda soñar con las posibilidades de que Javy Guerra pueda agregar un par de pulgadas al slider de su arsenal. Diekman pudo y, al parecer, no le costo mucho trabajo ni le tomó mucho tiempo.

¿Qué más se puede hacer para mejorar?

Pues vaya a saber usted. Yo no tengo muchos conocimientos sobre pitcheo y solamente puedo hacer recomendaciones con base en la información que tengo a mi disposición.

Según mi opinión Javy Guerra debería modificar su selección de lanzamientos, reducir el uso del sinker en favor de la recta de 4 costuras. De ser posible, Guerra debería trabajar en mejorar su slider, lo cual es algo que se puede lograr en poco tiempo según pudimos ver en el caso de Diekman.

Otra cosa que se podría tratar es el agregar un nuevo lanzamiento al repertorio de Javy. Las historias de lanzadores que logran reinventar sus carreras después de agregar un lanzamiento a sus repertorios están bien documentadas en MLB. Cuenta la leyenda que otro panameño, Mariano Rivera, estaba haciendo lanzamientos de calentamiento junto al panameño Ramiro Mendoza en junio de 1997, cuando accidentalmente descubrió el «cutter». Mariano dice que Dios le regaló ese lanzamiento y con ese regalo logró someter a los bateadores de MLB durante las próximas 16 temporadas, convirtiéndose en el proceso en el único jugador en la historia en ser elegido de manera unánime para el Salón de La Fama de la MLB.

Hay otra leyenda que cuenta que durante el Juego de Estrellas de 2008 Roy Halladay se acercó a Mariano Rivera y le preguntó acerca de cómo lanzar el cutter. Mariano aceptó y estuvieron practicando juntos durante el calentamiento previo al All Star. Una vez más, gracias a PitchingNinja tenemos un clip de video en el que podemos ver a Mariano junto a Halladay y Scott Kazmir hablando sobre el cutter.

De hecho Mariano fue más allá y le regaló una pelota a Roy Halladay con unas marcas hechas con pluma, en la cual le indicaba la posición de los dedos para lanzar el cutter. Se dice que Halladay conservó esta pelota junto a él por el resto de su carrera. Después de su muerte en 2017, la esposa de Halladay le donó la pelota al Salón de La Fama.

Previo a la temporada 2008 Roy Halladay había jugado toda su carrera con los Blue Jays de Toronto, donde se mantendría hasta el 2009. Ganó el Cy Young en el año 2003 y fue el as de la rotación de Toronto manteniendo una efectividad de 3.52 en su carrera como abridor. Sin embargo, luego de aquel Juego de Estrellas la carrera de Halladay alcanzó un nuevo nivel de éxito.

Cabe destacar que, a ese punto de su carrera, Roy Halladay ya lanzaba un cutter, al menos desde el año 2004. Pero antes del 2008 Halladay solamente había utilizado el cutter en un máximo de 25.2% de sus lanzamientos en el 2007. En 2008 subió a 33.2% y para 2009 ya andaba por 41.5%. Ciertamente luego de ese año 2008, cuando habló con Mariano,  aumentó drásticamente el uso del cutter.

Lastimosamente en aquellos días no teníamos el sistema de Statcast con el cual habría sido posible verificar aspectos como el movimiento y el spin rate del cutter de Halladay. Aún así sabemos que Halladay mejoró mucho hacia finales de la década pasada. Entre 2008 y 2012 Roy Halladay tuvo uno de los periodos de 5 temporadas más impresionantes de la historia del deporte. Lanzó 1125.2 episodios con 2.85 de efectividad en los que dio 985 ponches (7.9 K/9) y apenas regaló 175 bases por bolas (1.4 BB/9). En ese periodo de tiempo logró al menos un segundo lugar en el Cy Young en tres temporadas, haciéndose con el premio en el año 2010. Ese mismo año lanzó un juego perfecto el 29 de mayo y el 6 de octubre logró el que sería apenas el segundo partido sin hit ni carreras en la historia de los playoffs. En ambos partidos, el perfecto y el juego sin hits, el receptor fue el panameño Carlos «Calicho» Ruiz.

Halladay moriría trágicamente en un accidente en una avioneta en el año 2017. En el 2019 sería exaltado al Salón de La Fama.

Decir que la carrera de Halladay cambió con el consejo de Mariano es quitarle méritos a la capacidad de Halladay como lanzador, pues él ya había demostrado su calidad al más alto nivel antes del año 2008. Sin embargo, siempre quedará la duda de si su carrera habría seguido el mismo rumbo sin la intervención de Mariano. Después de todo, los compañeros de Mariano en el equipo de los Yankees se disgustaron con él por enseñarle a Halladay a mejorar su cutter, pues se trataba del abridor número 1 de Toronto, un equipo del este de la Liga Americana donde juegan los Yankees.

La historia de Mariano enseñándole a Halladay el cutter es una anécdota muy curiosa que podría servir de ejemplo para Javy Guerra. Agregar un lanzamiento al repertorio o modificar la forma como un lanzador agarra la pelota a la hora de ejecutar sus pitcheos es algo que puede ser de gran ayuda para cualquier lanzador.

Una vez más debo decir que, posiblemente, lo que estoy diciendo son puras tonterías. Los equipos de Grandes Ligas tienen profesionales dedicados al análisis de la mecánica y la ejecución de los lanzamientos de cada jugador, por lo que las recomendaciones de un fanático como yo poco o nada importan.

Sin embargo, si yo fuese lanzador y mi futuro profesional con un equipo de MLB depende de que yo haga el trabajo bien en los próximos meses, yo buscaría cualquier ayuda que me permita mejorar y establecerme en MLB. Y quien sabe, talvez trataría de contactar a Mariano Rivera y pedirle que me de algunos consejos tal como se los dio a Halladay en su momento.

Yo sé que las organizaciones de MLB son muy celosas con sus jugadores y que posiblemente no den permiso a un jugador para trabajar en sus lanzamientos con alguien que no pertenezca a la organización, aún tratándose de un miembro del Salón de la Fama como Mariano. Pero quien sabe, no creo que se vayan a disgustar por que Javy tenga una conversación de pitcheo con Mariano algún día que estén ambos de visita por Panamá. Y estoy seguro que los Padres de San Diego quedarían muy complacidos si un día de estos Javy se aparece con un nuevo cutter y empieza a dominar bateadores MLB con ese brazo privilegiado.

Pero bueno, ya esta bueno de estar fantaseando con estas cosas. Espero que el artículo haya sido de su agrado.

Deja un comentario