El 2020 fue, a todas luces, una temporada inusual. Gracias a la pandemia provocada por el COVID-19, la MLB se vio en la necesidad de atrasar el inicio de la temporada hasta el mes de julio, razón por la cual solamente se jugaron 60 partidos en MLB.

Para la mayoría de los panameños en MLB y en Ligas Menores, la pandemia ha impactado de manera muy negativa sus carreras. Por ejemplo, de los 115 jugadores que vieron acción en Ligas Menores en 2019, solo unos cuantos pudieron ver acción en 2020 en los campos de entrenamiento de sus equipos. La enorme mayoría de jugadores no vio acción alguna y perdieron un año completo de desarrollo, algo que sin duda afectará enormemente las carreras de muchos prospectos. Muchos serán dejados en libertad y no volverán a jugar béisbol a nivel profesional.

Sin embargo, en medio de toda esta situación, hubo algunos jugadores que se beneficiaron por todo lo que sucedió este año, pues gracias a las circunstancias particulares que se presentaron, tuvieron la oportunidad de ver acción con sus equipos en MLB, algo que habría sido difícil si la temporada 2020 hubiese sido una campaña regular.

En este post les traigo un resumen con los 3 panameños que, según mi opinión, se vieron beneficiados por la pandemia durante la temporada 2020.

Jonathan Araúz

Este es, sin duda, el caso más significativo de todos. Jonathan Araúz empezó en el 2020 en una nueva organización, los Boston Red Sox, que decidieron “picarlo” en el Draft de la Regla 5. El año pasado dedicamos un post a conocer a Jonathan Araúz y su status con la organización de Boston: Te invito a conocer a Jonathan Arauz, el prospecto panameño de los Medias Rojas de Boston.

En una temporada normal, el equipo de Boston habría contado con un límite de 26 jugadores en su roster activo. Jonathan Araúz habría tenido que permanecer durante 162 partidos en el roster de MLB, lo cual habría requerido que Araúz tuviera que producir a un nivel suficiente para que el equipo decidiera mantenerlo todo el año en el roster principal.

Año tras año los equipos de MLB eligen jugadores en el draft de la regla 5, pero en muy pocas ocasiones logran mantenerlos en el roster principal durante toda la temporada. Para Araúz habría sido difícil incluso hacer el roster principal si la temporada hubiese empezado en marzo.

Sin embargo, el inicio de la temporada se aplazó hasta el mes de julio y Jonathan Araúz fue uno de los 5 panameños que iniciaron la temporada en un roster de MLB. El 24 de julio Araúz debutó, convirtiéndose en el panameño #64 en debutar en MLB.

La MLB permitió a los equipos utilizar un roster de 28 jugadores en 2020, en vez del roster regular de 26 jugadores. Con espacio adicional en el roster y una temporada de solo 60 partidos, los Medias Rojas lograron mantener a Araúz en MLB y se han hecho con los servicios del panameño, quien ya no tendrá que regresar a su organización original, los Astros de Houston.

Jonathan Araúz jugó en 25 partidos, incluyendo al menos 4 partidos jugados en el campo corto, en segunda y tercera base. Tuvo 80 apariciones al plato en las que bateó .250/.325/.319 con 1 HR y 9 RBI. Se ponchó 21 veces y recibió 8 bases por bolas. Con esta producción logró acumular -0.3 WAR, una producción negativa, aunque insignificante dado el poco tiempo de juego.

Araúz entra al año 2021 como miembro oficial de la organización de Boston, sin que existan restricciones sobre su permanencia en la organización. El panameño podrá ir al Spring Training con una oportunidad de hacer el roster de MLB como jugador de reserva. En caso de que no haga el equipo, los Medias Rojas podrán enviarlo a Ligas Menores a continuar con su desarrollo como pelotero. Debemos de recordar que Araúz hizo el salto de Doble A a MLB sin pasar por Triple A, razón por la cual no le haría mal pasar un par de semanas en Ligas Menores trabajando en su ofensiva.

Sea lo que sea que pase con Araúz, su futuro en MLB luce muy prometedor.

Humberto Mejía

Humberto Mejía empezó el año 2020 como el prospecto #29 en la organización de los Marlins de Miami y como el décimo mejor prospecto panameño según nosotros aquí en MLBPTY.

Antes de esta temporada, Mejía solamente había lanzado en Clase A+. Aún no había alcanzado a lanzar en Doble A o Triple A. Aún así, los Marlins lo incluyeron en el “Taxi Squad”, la lista transitoria de jugadores que los equipos de MLB mantenían en el campo de entrenamientos para ser subidos a MLB en caso de una lesión o contagio de coronavirus. Y eso fue lo que pasó.

Recién iniciada la temporada, Los Marlins tuvieron una crisis en la cual vieron a 14 jugadores y unos cuantos miembros del cuerpo de coaches contagiarse de coronavirus. El día 27 de julio escribimos una entrada en la cual analizábamos que esta situación podría abrirle las puertas a Mejía en MLB. Tal como lo dijimos, unos cuantos días después, el 7 de agosto, Mejía debutó en MLB como el panameño #65 en la historia en un partido frente a Los Mets.

La apertura de Mejía fue corta pero impresionante: 2.2 episodios con 6 ponches, dos base por bolas y una carrera permitida. Aunque Mejía permitió un doble y un cuadrangular, fue capaz de controlar el daño con sus ponches.

Luego de aquel día Mejía sería enviado a Ligas Menores, aunque luego de 10 días fue llamado de nuevo a MLB. En total Humberto Mejía hizo 3 aperturas en 2020 y terminó con marca de 0 victorias y 2 derrotas con 5.40 de efectividad en 10 episodios. Recetó 11 ponches y dio 6 bases por bolas, lo cual le permitió acumular -0.1 WAR. Antes del final de la temporada Mejía fue cambiado a los Diamondbacks de Arizona, quienes lo mantuvieron en el campo de entrenamientos sin llamarlo a MLB.

Si no hubiese sido por las condiciones particulares bajo las cuales se dio la temporada 2020 habría sido imposible que Mejía llegara a MLB. Con suerte en 2020 habría tenido que lanzar el Doble A y talvez, con excelentes resultados, habría alcanzado a lanzar en Triple A. Sin embargo, fueron 14 los jugadores que se contagiaron por el virus, dejando a los Marlins cortos de jugadores para atender los compromisos. La tormenta perfecta le permitió a nuestro compatriota llegar a MLB.

Jaime Barría

Jaime Barría empezó el 2020 en una situación poco deseable. El 2019 fue fatal para el panameño: 4 victorias y 10 derrotas con 6.42 de efectividad en 82.2 episodios. Sin un puesto asegurado en el roster del equipo, el Spring Training del 2020 representaba una oportunidad para que Barría se ganase un puesto en el cuerpo de lanzadores de Los Ángeles de Los Ángeles.

Aunque al inicio de la temporada Barría no fue incluido en el roster principal, pasaría poco tiempo antes de que fuera llamado al equipo grande. El 18 de agosto hizo su debut en la temporada en un partido ante los Gigantes de San Francisco como relevista. Su siguiente salida fue 7 días después ante Houston, otra vez desde el bullpen. A partir de su próxima salida Barría sería abridor, alcanzando a hacer 5 aperturas durante el mes de septiembre.

Barría terminó su temporada con marca de 1 victoria sin derrotas, con 3.62 de efectividad en 32.1 episodios. Logró ponchar a 27 bateadores y otorgó 9 bases por bolas. Más importante: 0.9 bWAR y 0.6 fWAR. Esta producción, en tan poco tiempo, es muy positiva para el panameño.

De hecho Jaime Barría fue, según Baseball Reference, el cuarto mejor lanzador en la organización de Los Ángeles, detrás de los abridores Dylan Bundy (1.8 bWAR), Andrew Heaney (1.3 bWAR) y Griffin Canning (1.1 bWAR), habiendo lanzado aproximadamente la mitad de episodios.

El éxito de Barría en 2020 no se debe a las circunstancias provocadas por la pandemia, pues nuestro compatriota bien podría haber hecho un buen trabajo en la temporada pasada independientemente del coronavirus. Lo que sí considero importante es el hecho de que Barría trabajó muy bien en acción limitada y que terminó el año fuerte. Este bien pudo haber sido un año perdido para Barría, pero en cambio aprovechó las oportunidades que se le dieron y con ello ha obligado a su equipo a considerarlo como una opción legítima para la rotación en 2021.

Estadísticamente Jaime Barría debería ser considerado como el cuarto abridor en la rotación de Los Ángeles para la próxima temporada.

Paolo Espino

El veterano de mil batalles en Triple A, Paolo Espino, demostró que aún se mantiene vigente en el mejor béisbol del mundo. Hasta el 2020, Paolo Espino ha lanzado un total de 1500.1 episodios en 13 temporadas en Ligas Menores, habiendo participado en 342 partidos oficiales (225 aperturas). Si a esto agregamos los partidos en Ligas Invernales y los 30 episodios en MLB, Espino totaliza 1862 episodios lanzados como profesional, siendo uno de los lanzadores con más experiencia en todo el sistema de Ligas Menores de la MLB.

Espino debutó oficialmente en MLB en 2017 a los 30 años, siendo esta su única temporada en las mayores antes del inicio del 2020. Aquel año Espino lanzó con Texas y con los Cerveceros, totalizando 24 episodios de 6.00 de efectividad.

Hacia el final de la temporada 2020, los Nacionales de Washington llamaron a Paolo para una ser el abridor del segundo partido del 22 de septiembre frente a los Phillies. Espino tendría otra actuación como relevista el 27 de septiembre, dejando su temporada con 6 episodios completos de 4.50 de efectividad (0.2 bWAR).

A pesar de que la estancia de Paolo Espino en esta temporada fue muy corta, el panameño logró volver a MLB luego de 3 temporadas, algo que pocos jugadores pueden decir que lograron. Muchos jugadores intentan llegar a MLB durante 4, 6 u 8 años. Si no tienen éxito en este tiempo, la gran mayoría decide retirarse y dejar de intentarlo. Algunos se van a jugar a Japón, a Korea o a México y abandonan por completo el sueño de alcanzar las mayores.

Aunque en ocasiones todo depende de las ofertas que hagan los equipos para jugar, mucho de esto depende de la voluntad del jugador. En el caso de Paolo, durante 7 temporadas estuvo lanzando en el sistema de Ligas Menores de los Indios de Cleveland (2007-2014), quienes nunca le dieron la oportunidad de subir a MLB. Luego de eso firmó con los Nacionales (2014-2016), Milwaukee y Texas (2017) y luego volvió a los Nacionales en 2019 y 2020. Han sido 14 temporadas como profesional, principalmente en Ligas Menores y en Ligas Invernales, donde el sueño de MLB se ha mantenido vivo y en 2020 esa perseverancia volvió a dar frutos para nuestro compatriota.

Esos pocos días que Paolo estuvo en MLB le sirvieron para acumular tiempo de servicio, algo que se vuelve muy valioso cuando un jugador se acoge al retiro, pues dependiendo de este tiempo es que se calcula la cantidad de dinero que recibirá el jugador durante su retiro y hasta el día de su muerte.

A los 33 años Paolo logró aquello en lo que muchos se rindieron, algo que debe ser un ejemplo para los más jóvenes que persiguen el sueño de la MLB. Yo creo que con el tiempo Paolo se ha convertido en un lanzador con muchas “mañas” producto de la vasta experiencia que tiene como lanzador profesional, lo cual queda en evidencia con su actuación en la Liga Invernal de República Dominicana.

En la actual temporada de la Liga Invernal de República Dominicana, Paolo Espino ha lanzado 29.0 episodios de 3.72 de efectividad con los Toros del Este, equipo en el que encabeza la rotación de lanzadores. Quizás no será el gran ponchador, pero con la experiencia que tiene y el control en sus lanzamientos está teniendo éxito y ganando renombre internacional.

Yo veo muy posible que en 2021 Paolo vuelva a MLB. El tiempo de él como miembro fijo de la rotación de abridores de algún equipo en MLB posiblemente ya pasó. Aún así creo que la amplia experiencia en los distintos niveles competitivos tiene su valor y que cualquier en cualquier momento su equipo podría llamarlo para hacer una apertura de emergencia, o para remplazar temporalmente a algún lanzador lesionado. Lo importante es seguir perseverando, seguir entrenando y tratar de hacer las cosas bien, mantenerse saludable y dejar que las cosas pasen, tal como se dio en la poco usual temporada 2020.

 

Deja un comentario