Hubo un día durante la primera década del siglo XXI en el que 10 panameños vieron acción en MLB en un mismo día. El 28 de abril del año 2001 es la fecha en la que la mayor cantidad de panameños ha participado en MLB en un solo día. Aunque el 18 de abril del  mismo año 9 panameños vieron acción, 10 días después se establecería la marca de la mayor cantidad de compatriotas nuestros jugando en un mismo día.

Los 10 jugadores, 7 bateadores y 3 lanzadores, serían: Mariano Rivera, Ramiro Mendoza, Bruce Chen, Olmedo Saenz, Einar Díaz, Carlos Lee, Rubén Rivera, José Macías, Julio Zuleta y Fernando Seguignol.

En este artículo recordaremos a estos jugadores y los partidos en los que participaron.

Este partido vio enfrentarse a los lanzadores Tim Hudson (Oakland) y Ted Lilly (New York). Olmedo Sáenz fue el bateador designado de Oakland y bateó de 4-2, incluyendo un doble y un cuadrangular. Tuvo dos carreras empujadas, dos carreras anotadas y dos ponches.

Ted Lilly, de los Yankees, lanzó 5.2 entradas y fue relevado por Ramiro Mendoza, quien lanzó 1.2 episodios en los que permitió una carrera limpia y recetó dos ponches. Uno de estos dos ponches los obtuvo frente a Olmedo Saenz, quien se ponchó tirándole.

Luego de la salida de Mendoza, los Yankees trajeron a Mike Stanton a finalizar el octavo episodio y en el noveno trajeron a lanzar a Mariano Rivera. Con el marcador 7 a 4 a favor de los Yankees, Rivera se enfrentó a Olmedo Sáenz que le conectó un cuadrangular de dos carreras para dejar el partido 7 a 6. Luego de eso Mariano ponchó a Eric Chávez y se anotó un salvamento el retirar a Ramón Hernández con un flyout al jardín derecho.

En uno de los partidos más fascinantes en la historia de los panameños en MLB, cada uno de los tres panameños que participó en este encuentro tuvo la oportunidad de verse las caras ante el panameño en el equipo contrario. Mendoza logró ponchar a Sáenz, pero Sáenz igual le bateó cuadrangular a Mariano. ¡Vaya partido para los panameños!

En este partido Einar Díaz fue el receptor y noveno bateador de Cleveland. Se fue de 4-3 con 3 dobles (!), 3 carreras empujadas, una carrera anotada y un ponche. Díaz fue el receptor durante los 9 episodios y en aquel momento dejó su promedio en la temporada en .300/.386/.480, lo cual es muy impresionante para un receptor en MLB.

Ese año Einar Díaz terminaría con 34 dobles, 4 HR y 56 empujadas en 134 partidos, lo cual se tradujo en 2.8 WAR. Esta marca lo colocaría como el tercer mejor receptor en la Liga Americana (!) ese año, detrás de “el Pudge”, Iván Rodríguez (5.0 WAR) y Jorge Posada (3.0 WAR). Nada mal.

Carlos Lee, con 25 años y en el tercer año de su carrera, inició ese partido como el séptimo en el orden al bate jugando el jardín izquierdo. Se fue de 3-0 con una base por bolas y un ponche. Más importante, dejaría su promedio en aquel momento en .325/.388/.494, lo cual nos recuerda el excelente inicio de temporada que tuvo Lee con Chicago aquella temporada.

Lee terminaría aquella campaña con 24 HR y 84 empujadas, con promedio de .269/.321/.468 en 150 partidos, lo cual se traduce en 1.5 WAR.

Bruce Chen, en quinta apertura de aquella temporada tuvo una salida difícil en la que lanzó 5.2 entradas, le conectaron 8 imparables, 2 de ellos cuadrangulares, y le anotaron 5 carreras limpias. Chen había tenido un buen inicio de temporada, con 2.45 de efectividad en 22 episodios (4 aperturas), razón por la cual su efectividad quedó en 3.58 aún después de permitir 5 carreras.

Ese año Chen sería cambiado a mitad de temporada al equipo de los Mets y terminaría la temporada con marca de 7 victorias y 7 derrotas con 4.87 de efectividad en 146 episodios completos.

Fernando Seguignol salió a jugar en un doble cambio en la parte baja del octavo episodio y pasó a jugar en el jardín derecho. No tuvo turnos al bate y dejó su promedio en .143/.250/.214 en la temporada, en la cual terminaría teniendo 50 turnos al bate con promedio de .140/.185/.180 en 46 partidos.

Seguignol solamente jugaría en 5 partidos en MLB después el año 2001.

En este partido Julio Zuleta fue el primera base titular y séptimo en el orden al bate. Se fue de 3-1 con un sencillo, una base por bolas y un ponche. Zuleta fue capturado tratando de robarse la segunda base, algo difícil de lograr con Benito Santiago en la receptoría (35% sacando corredores en base en 2001).

El 2001 sería la segunda y última temporada de Zuleta en MLB. Al final de la temporada terminaría bateando para .217/.288/.415 con 6 HR y 24 carreras empujadas, jugando principalmente como primera base de reserva.

“El Toro” José Macías inició en este partido como primer bate y tercera base titular de Detroit. Conectó 1 imparable en 4 turnos al bate, con una base por bolas y dos carreras anotadas. En aquel momento Macías bateaba .379/.419/.690 en el inicio de lo que sería su mejor temporada a la ofensiva en MLB. Ese año Macías vería acción en segunda base, tercera, jardín izquierdo, derecho y central, bateador designado, bateador emergente y corredor emergente. Sí, “El Toro” era un super utility en Detroit en aquellos días.

Terminó el año con promedio de .268/.316/.391, con 8 HR y 51 empujadas en 137 partidos, incluyendo 33 partidos como primer bate, 52 como segundo bate y 2 como tercer bate de Detroit. También se robó 21 bases en 27 intentos.

José Macías logró acumular 3.0 WAR, lo cual es muy bueno. Por ponerlo en perspectiva, en el 2001 Macías fue el 76 mejor jugador en MLB, con una producción similar a la de Craig Biggio (3.1 WAR, Salón de la Fama) y superando a estrellas consagradas de la época como Ken Griffey Jr. (1.9 WAR, Salón de La Fama), Derrek Lee (2.1 WAR) y Johhny Damon (2.4 WAR), solo por mencionar algunos nombres. Sí, Macías tuvo una gran temporada a los 29 años en el 2001.

En este partido Rubén Rivera fue el jardinero central titular y séptimo en el orden al bate de Cincinnati. Se fue de 4-1 con dos carreras empujadas, una base por bolas y un ponche, dejando su promedio en .333/.388/.511 en 45 turnos al bate al inicio de aquella temporada. Rivera, de 27 años, en aquellos días era el jardinero de reserva de los Rojos, un equipo que contaba con futuros miembros del Salón de La Fama en Ken Griffey Jr. y Barry Larkin.

Rivera terminaría la temporada con promedio .255/.321/.426, 10 HR y 34 empujadas en 263 turnos oficiales (117 partidos). Esta producción se traduce en 1.1 WAR, una producción propia de un jugado de la banca. Esta sería la segunda mejor temporada de Rivera en MLB.

Sin dudas el 28 de abril del 2001 es un día que ha quedado marcado en la historia como el día en que los panameños se tomaron la MLB. En total 7 bateadores iniciaron partidos siendo titulares en sus respectivos equipos, incluyendo a un lanzador abridor (Bruce Chen). Mariano Rivera se apuntó un salvamento más en su carrera de Salón de la Fama y Ramiro Mendoza siguió dominando como el especialista en relevo largo de los Yankees. Einar Díaz y José Macías estaban en sus mejores temporadas en MLB en ese año, Carlos Lee empezaba a establecerse en Chicago. Sin dudas un gran día para recordar.

 

 

 

 

Deja un comentario